OPINIÓN

10 años de GyP, una exitosa herramienta del Estado neuquino que puso en valor Vaca Muerta

Por Alejandro Nicola (*)

Vaca Muerta ya es una realidad mundial, no hay foro de petróleo donde no se hable de ella, no hay fuerza política neuquina o nacional que no se suba a este faro de desarrollo de la economía nacional para incorporarlo en sus propuestas electorales. Incluso aquellos políticos locales que en 2013 se paraban en la vereda de enfrente para oponerse y confrontar con el MPN, oportunamente, han cambiado de discurso y la transformaron en un eje de campaña.

Vaca Muerta es el recurso de mayor trascendencia con que la naturaleza bendijo a la tierra neuquina, es de tal calidad y magnitud que ya es reconocida como la segunda reserva de gas y la cuarta de petróleo en yacimientos no convencionales a nivel global; es la posibilidad concreta y real para que Argentina cambie de categoría y pase de ser un país con gas y petróleo a ingresar en la exclusiva liga de “países petroleros”.

Vaca Muerta fue gestada por la naturaleza hace millones de años, pero está a 3.000 metros de profundidad en la tierra y para que pudiera generar beneficios concretos para quienes habitamos en la superficie hizo falta decisión y coraje de quienes tenían la responsabilidad de gobernar la provincia de Neuquen.

Fue ayer el gobernador Jorge Sapag quien inició el largo camino para transformar ese recurso inmenso en la profundidad de nuestro suelo en riqueza y beneficios económicos para todos los neuquinos. Y es hoy el gobernador Omar Gutierrez quien está dando continuidad y gestionando el desarrollo de este proyecto que por su magnitud y dimensión trasciende las fronteras de nuestra provincia y ya tiene pronosticados amplios beneficios a escala nacional.

Hace 10 años, por decisión política de Jorge Sapag, se creó Gas y Petróleo del Neuquén (GyP), una sociedad anónima de capital del Estado que fue pensada para poner en valor las áreas ociosas de la provincia y revertir la curva descendente de la producción de hidrocarburos.

Con apenas una década de historia, GyP se convirtió una herramienta fundamental en la obtención de una mayor participación del estado en la renta petrolera para beneficio de todos los neuquinos.

Con la continuidad y estabilidad política en la figura de Omar Gutiérrez, la petrolera provincial se ha ido afianzando de la mano de socios de nivel mundial, y transita un camino de franco crecimiento.

La compañía autofinancia sus actividades y se ha transformado en una importante fuente de recursos para la Provincia, por lo cual su mayor valor reside en el derrame de sus utilidades hacia toda la sociedad neuquina.

GyP ya realizó ocho exitosas rondas licitatorias, que permitieron concretar 35 contratos de asociación con compañías de primera línea, a partir de los cuales se desarrollan actividades de exploración y producción de gas y petróleo en yacimientos convencionales y no convencionales. Mediante esas rondas, se logró poner en actividad 36 áreas que estaban abandonadas, y se han invertido más de 2.300 millones de dólares.

La empresa provincial aún posee 62 áreas, de las cuales 47 se encuentran disponibles para nuevas asociaciones con inversores, a través del Plan Exploratorio Neuquén que fue lanzado a fines de 2017.

GyP ha desarrollado equipos de trabajo propios conformados por profesionales que definen planes de trabajo y esquemas de inversión que en estos años han permitido incrementar la oferta de petróleo y gas, generar trabajo y poner en valor los recursos naturales que son propiedad de la Provincia.

La petrolera neuquina tiene un promedio de producción neta de 320.000 m3/d de gas, 150 m3/d de petróleo y 17 toneladas diarias de derivados, fundamentalmente por el aporte de las áreas Dorsal y los proyectos pilotos no convencionales en los que participa.

En los próximos meses esos números crecerán exponencialmente a medida que entren en fase de desarrollo los proyectos que operan compañías como Shell, Exxon, Total, Wintershall, Retama, Tecpetrol, Pampa Energía, El Trébol, Phoenix Group, Statoil en los que GyP participa en un 10%.

Actualmente la empresa forma parte de siete contratos en fase piloto concentrados en cinco proyectos piloto de desarrollo y explotación no convencional.

Cuando se creó GyP, mediante el Decreto Provincial 770 del año 2008, el objetivo era gestionar el desarrollo de los recursos energéticos en áreas que no estaban incorporadas a la producción, buscando a partir de la obtención de socios con trayectoria, la ampliación de la extracción de hidrocarburos.

Este objetivo se ha cumplido con creces, fruto de la planificación y estabilidad política que ha sabido construir el Movimiento Popular Neuquino: se consolidó un marco de seguridad jurídica fundamental para atraer a las principales operadores del mundo que se han constituido en inversores para la exploración y desarrollo de nuevos yacimientos, y ya estamos verificando el incremento de las reservas y el aumento de la producción que permite asegurar el abastecimiento de energía al país.

Los contratos mediante los cuales GyP concretó asociaciones, son en su gran mayoría realizados bajo la metodología de acarreo de inversión, lo cual implica que, como contraprestación a la puesta a disposición del área, los socios deben realizar todos los gastos correspondientes al porcentaje de la empresa provincial por cuenta y orden de esta. La deuda que se genera se paga si -y solo si- existe producción en el área. La participación de GyP, en algunos casos alcanza al 50 u 80 %.

En consecuencia, la empresa estatal –y por ende la Provincia- no corre riesgo económico alguno (de risking) y sólo deberá pagar lo invertido en su nombre en caso que la producción fluya del área explotada. Al cabo del tiempo necesario para el repago de la deuda, GyP readquiere la totalidad de su porcentaje.

Este sistema permitió la capitalización de la compañía sin erogaciones por parte del Estado. La calidad de sus socios le permite estar a la vanguardia de la explotación no convencional en la Cuenca Neuquina.

Hoy GyP es una herramienta valiosa que permite que la renta generada por Vaca Muerta beneficie a todos los neuquinos, que es depositaria de la confianza de socios de primer nivel mundial y que ha cumplido con su objetivo de poner en valor áreas de alto riesgo geológico que estaban sin actividad.

* Presidente del bloque de concejales del MPN y ex ministro de Energía, Servicios Públicos y Recursos Naturales

Permitida la reproducción total o parcial citando la fuente.

Leave a Response