OIL & GAS

Advierten que la falta de equipos de perforación puede complicar a Vaca Muerta

Rystad Energy indicó que Vaca Muerta puede llegar al millón de barriles, pero las contratistas deben traer equipos de alta especificación.

La producción de petróleo de Vaca Muerta podría aumentar en los próximos años y superar el millón de barriles por día (bpd) para fines de la década, pero solo si la capacidad de transporte y la disponibilidad de plataformas de perforación no limitan el crecimiento, indicó la prestigiosa consultora internacional Rystad Energy.

Un informe de la firma noruega indica que Vaca Muerta pude posicionarse “como una fuente líder de producción shale”, junto con desarrollos como Bakken o Eagle Ford, dos de las cuencas de clase mundial de EE. UU. Y agregó que Neuquén puede convertirse en una exportadora neta de petróleo, contribuyendo potencialmente con 20.000 millones de dólares en ingresos totales para 2030. Como sucede en la actualidad, los compradores del crudo neuquino serían Brasil, Chile y Perú, Estados Unidos y Europa.

Aunque Rystad Energy advierte que “quedan grandes interrogantes, lo que podría alterar potencialmente nuestra perspectiva de crecimiento a largo plazo”.

Entre los factores que atentarían contra el desarrollo del shale neuquino, se destacan las limitaciones para acceder a plataformas de perforación. Pero la consultora señala que si todos los jugadores de la industria trabajan juntos para abordar estas limitaciones antes de que se vuelvan críticas, la producción podría superar 1 millón de bpd más temprano que tarde.

“Vaca Muerta podría ser la clave de la futura economía energética de Argentina luego de más de una década de caídas en la producción de petróleo. Si bien quedan grandes desafíos por delante, alcanzar el importante umbral de 1 millón de barriles por día cambiaría la narrativa del país, reduciría su dependencia de las importaciones y se convertiría en un actor clave del mercado petrolero regional y mundial”, dice Alexandre Ramos Peon, jefe de investigación de shale en Rystad Energy. 

Productoras

A febrero de 2023, la producción bruta de petróleo de Vaca Muerta alcanzó los 291.000 bpd, una adición anual de 76.000 bpd. La producción de las majors (Shell, Chevron, ExxonMobil y TotalEnergies) aumentó un 62 % en 2022 en comparación con 2021, seguida por otros actores locales e internacionales e YPF, subraya la consultora.

La producción de gas de otros actores locales e internacionales (excluyendo Tecpetrol) e YPF creció 63% y 43%, respectivamente, seguidos por las grandes y Tecpetrol. En febrero, la producción diaria de gas aumentó a 1,84 Bcfd (mil millones de pies cúbicos por día), un 15 % más que en el mismo mes de 2022.

Para Rystad, “el crecimiento de la producción de Vaca Muerta es impresionante pero no extraordinario, considerando que sigue siendo un desarrollo relativamente joven. Los desarrollos regionales significativos comenzaron hace solo unos años y se aceleraron en 2021 a medida que la industria se recuperaba de la pandemia de Covid-19”.

Escenario a 2030

Rystad Energy ha modelado un escenario teórico basado en las tendencias y tecnologías existentes para pronosticar la producción total de petróleo de Vaca Muerta hasta fines de 2030. En este escenario, asume que: los nuevos pozos que comienzan a producir a partir de ahora tienen el mismo rendimiento que el promedio completado y puesto en producción en 2021-2022; la producción de petróleo de los pozos de gas es insignificante; la reinversión de capital está asegurada hasta 2030; habrá un crecimiento lineal en la actividad de perforación en 2023 y en adelante.

Asume, además que los operadores adoptarán pozos laterales de 3.200metros gradualmente dentro de los próximos tres años. Y no considera recesiones en la industria petrolera, pandemias globales, cambios macroeconómicos significativos o inestabilidad política en Argentina hasta 2030.

Si bien persisten las preocupaciones sobre el crecimiento, no se prevén problemas con la calidad del petróleo de Vaca Muerta o su capacidad para producir hidrocarburos a escala. La formación -subraya Rystad- se distingue por sus altas presiones y espesor sustancial. Y asegura que la producción de petróleo por metro es demostrablemente superior a la de pozos horizontales similares en los principales yacimientos de esquisto de EE. UU.

Dado que el desarrollo del play es relativamente nuevo, los operadores necesitaron un período para adaptarse y encontrar los “puntos óptimos” al perforar y completar pozos. Por ejemplo, los operadores de Vaca Muerta han adoptado las tendencias de espaciado entre etapas y la intensidad del apuntalante (arena) del shale de EE. UU. en solo unos pocos años.

Además, la fractura simultánea Las operaciones han sido adoptadas por YPF y Pan American Energy, mientras que Vista ha creado su primer ‘hub’, que procesa hidrocarburos de dos de sus campos principales.

El siguiente paso para los operadores de Vaca Muerta es estandarizar el uso de laterales de más de 3.200 metros, según indica la consultora. La advertencia es que la normalización de los pozos de alcance extendido requiere que los contratistas de perforación traigan a la región plataformas de alta especificación capaces de manejar ese nivel de carga de trabajo. Esto lleva al primer cuello de botella importante que podría alterar el potencial de crecimiento de Vaca Muerta.

Con alrededor de 30 plataformas activas y una velocidad de perforación promedio de 1,1 pozos por plataforma por mes, Vaca Muerta de Neuquén podría esperar hasta 400 nuevos pozos perforados en un año. Suponiendo que la tasa de terminación de pozos de petróleo y gas de 70-30 para 2022, el número máximo posible de pozos de petróleo perforados por año será, por lo tanto, de 280.

Sin embargo, esta proporción podría cambiar pronto, con el inicio de operaciones del gasoducto Presidente Néstor Kirchner en Junio. “Si no se traen nuevas plataformas a la región, la tasa de crecimiento de Vaca Muerta se desacelerará en los próximos dos años. Traer plataformas de alta especificación podría mejorar las tasas de perforación a menos de 20 días por pozo, como en Permian Delaware y Bakken”, asegura la consultora.

Por otro lado, indica que la capacidad de transporte de petróleo de Neuquén está saturada, pero hay varios proyectos de ampliación en el corto plazo. “De materializarse todos estos proyectos como se anunció, Neuquén debería tener más de 1 millón de bpd de capacidad de evacuación para 2025”, asegura.

Comentarios

Leave a Response