OIL & GAS

Alberto Fernández, entre Vaca Muerta, el convencional y los límites a Nielsen

Al presidente le aconsejaron potenciar los yacimientos convencionales. Lanziani será el contrapeso del presidente de YPF. Las claves de la interna política.

Las declaraciones del fin del semana del presidente Alberto Fernández sobre Vaca Muerta generaron una fuerte repercusión en la industria petrolera y en los ámbitos gubernamentales (sobre todo en provincias petroleras) y pusieron en relieve la confrontación interna entre el ala política del gobierno nacional y el nuevo presidente de YPF, Guillermo Nielsen.

En una entrevista realizada por Horacio Verbitsky en el sitio El Cohete a la Luna, Fernández señaló que el gobierno de Mauricio Macri “incentivó tanto el tema de Vaca Muerta que descuidó el resto de la producción”. 

El Presidente aseguró que el secretario de Energía, Sergio Lanziani, está trabajando en un plan para fomentar la exploración de yacimientos convencionales y la explotación secundaria y terciaria. 

Fernández relativizó el planteo de Verbitsky acerca de que las multimillonarias inversiones en Vaca Muerta no tienen su correlato en la producción de petróleo y gas y que había que apostar a la recuperación terciaria.  “Efectivamente, el costo es mucho menor, la producción no estoy muy seguro, el motivo por el que todos se vuelcan al shale es que con una inversión más o menos parecida, la producción es más alta”, respondió.

La puja política pasará por si YPF deberá estar alineada a los designios de la Casa Rosada o mantendrá mayores márgenes de independencia.

El Presidente aseguró que Nielsen “está enamorado de Vaca Muerta”, lo cual consideró “razonable”, aunque indicó que Lanziani será su “contrapeso”.

Fuentes consultadas por Patagonia Shale, señalaron que en el área de Energía hoy tiene mucho peso la opinión de la vieja guardia de la industria petrolera vinculada al Partido Justicialista que vivió el auge de los yacimientos tradicionales y que ya estaba en retirada cuando comenzó la era de Vaca Muerta. Esos referentes consideran que fue un error haber descuidado el convencional.

Control K

Por otro lado, está en discusión una lisa y llana disputa de poder entre un parte del sector político y Nielsen, quien si bien llegó a YPF por ser uno de los economistas de confianza de Alberto Fernández, despierta resquemores dentro del kirchnerismo. Esa corriente del gobierno tendrá peso en las nuevas políticas para el segmento del oil & gas. De hecho, en la Subsecretaría de Hidrocarburos fue nombrado Juan José Carbajales, un abogado muy cercano al gobernador bonaerense Axel Kicillof y a cuadros técnicos de La Cámpora (Leer: Quién es Carbajales, el hombre que delineará las políticas para Vaca Muerta).

La puja pasará por si YPF deberá estar alineada a los designios de la Casa Rosada o mantendrá mayores márgenes de independencia. 

El Presidente aseguró que Nielsen “está enamorado de Vaca Muerta”, lo cual consideró “razonable”, aunque indicó que Lanziani será su “contrapeso”.

Los sectores pro mercado consideran que más allá de que esté bajo control estatal, la compañía no deja de ser una sociedad anónima que cotiza en la Bolsa de Nueva York, y que debe recuperar el valor de sus papeles y proteger los intereses de los accionistas. Además, la petrolera está necesitada de fondos para seguir invirtiendo en el desarrollo de Vaca Muerta, los cuales hoy en su mayoría provienen de la caja propia,  muy dependiente de la venta de combustibles, cuyos precios están retrasados un 13 por ciento. Según esa visión, la marcha atrás que ordenó el Gobierno a la suba del 5% en lo surtidores que había anunciado Nielsen fue una mala señal. De entrada, al presidente de YPF le marcaron la cancha por anunciar una medida inconsulta, sensible por su impacto en la opinión pública y en la inflación. 

El pensamiento de Nielsen es cercano a esa postura. El año pasado, cuando Macri congeló los combustibles, indicó en su cuenta de Twitter que había que “cuidar a YPF que tiene entre sus accionistas a unos 130 fondos de inversión que van a ser necesarios para el desarrollo del sector en los próximos años. No se le fija el precio desde el gobierno”.

 

Comentarios

Leave a Response