OIL & GAS

Amplio respaldo de gremios, funcionarios y empresas al offshore en Mar del Plata

Numerosas exposiciones de organismos civiles e instituciones se pronunciaron en respaldo de la actividad

Más de 150 personas se expresaron en la Audiencia Pública 1/22 sobre la exploración offshore, convocada del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, con un notable porcentaje de respaldo a la actividad por parte de políticos, instituciones y testimonios personales.

Se expresaron a favor de la realización del Pozo Argerich 1 las máximas autoridades de aplicación nacionales y de la provincia de Buenos Aires y de los estados productores de la OFEPHI.

Hubo una abroquelada defensa del offshore por parte de Nación, desde la Secretaria de Cambio Climático, Desarrollo Sostenible e Innovación, Cecilia Nicolini; su par de Energía, Flavia Royón; el subsecretario de Hidrocarburos, Federico Bernal, y su par de Industria, Priscila Makari.

Carolina Carregal, Secretaria de Industria y Desarrollo Productivo Del Ministerio De Economía, sostuvo que “esta actividad genera un impacto en la cadena de valor productiva”. Consideró que “el offshore presenta una gran oportunidad en el desarrollo energético y económico por su impacto en la cadena de valor de proveedores”.

Respaldo sindical

Hubo numerosas manifestaciones positivas por parte de representantes sindicales. La Unión Obrera Metalúrgica Seccional Mar del Plata, a través de Ariel Aníbal Triolo, afirmó que acompaña el proyecto “para ponerse al frente de generar energía propia y sustentable, Mar del Plata necesita nuevas fuentes de Trabajo”, dijo.

Alberto Calsiano, que se desempeña como Jefe del Departamento de Energía de la Unión Industrial Argentina (UIA), aseguró que “las operaciones previstas estarán realizadas fuera de las costas, y no afectarán el paisajes ni impactarán en la costa”, así como “hay exploraciones en Río de Janeiro más cerca de la costa sin que tenga impactos en el turismo ni en la pesca”.

Mario Lavia, secretario de la Federación Argentina Sindical del Petróleo, Gas y Biocombustibles, reflexionó que “la matriz energética de la Argentina va a cambiar sustancialmente, para el crecimiento de los puestos de trabajo y la recuperación de divisas para el país”.

Juan Antonio Speroni, secretario general del Sindicato Argentino de Obreros Navales y Servicios de la Industria Naval de la República Argentina, indicó que “Esta actividad no colisiona ni con la pesca ni con otras actividades; es fundamental para generar las condiciones de la soberanía energética, para recuperar divisas para nuestro país y para potenciar el empleo”. Expresó que su organización “seguirá acompañando este tipo de emprendimiento porque está anexado al desarrollo logístico y de la cadena de valor”.

El ministro de Energía y Recursos Naturales de Neuquén, Alejandro Monteiro, en representación de la OFEPHI, comentó que “habrá más de 3.000 pymes de toda la cadena de valor del sector hidrocarburífero en nuestras provincias que permitirá potenciar el desarrollo de nuevos segmentos de negocio y crear nuevos puestos de trabajo en aquellas zonas con influencia directa en la actividad”. Y respaldó “los estándares en materia de seguridad operativa y ambiental con los que trabajan las compañías operadoras en nuestro territorio están ampliamente comprobados”.

Las voces contrarias al desarrollo offshore manifestaron, sobre todo, su preocupación por la seguridad de la flora y la fauna. Daniel Rellán, Director de Actividades Técnicas del IAPG, respondió que “el pozo exploratorio Argerich-1 será realizado con los más altos estándares ambientales” y recordó que “la exploración offshore no es nueva en la Argentina: se han hecho más de 180 pozos sin incidentes ambientales registrados”.

Estimó que la inversión rondaría entre los U$S 5.000 y U$S 45.000 y que en materia de empleo, permitirá la generación entre 27.000 y 112.000 puestos de trabajo promedio, con ingresos a las arcas del Estado de 98.000 millones de dólares.

Carlos Alberto Garibaldi, quien es secretario Ejecutivo de la Asociación de Empresas de Petróleo, Gas y Energía Renovable de América Latina y el Caribe (ARPEL), dejó claro que “esto es una transición, y no un reemplazo: el suministro del gas debe continuar en paralelo”, recordó que “La Argentina cuenta con más de cinco décadas de experiencias exitosas”.

Como presidente de la Fundación Cluster de Energía de Mar del Plata, Marcelo Guiscardo apoyó fuertemente al offshore: “Cuando vienen proyectos de esta naturaleza y magnitud, no hay grieta”. Desde ese mismo organismo, Jorge Bernardino de Porras, expresó: “Necesitamos hacer causa común en toda la ciudad de Mar del Plata para que se potencie esto, que quizás no va a ser nuestra salvación total pero será muy importante para nuestra ciudad”.

Desde AmCham, la Cámara de Comercio de los Estados Unidos de América en la república Argentina, su presidente Alejandro Díaz, expresó que “Amcham continuará sosteniendo que debe ser indispensable la política de exploración offshore”, que se ha demostrado que la actividad no afecta lo social ni el turismo. “Es una oportunidad de convertir los recursos naturales en energía y seguir trabajando para lograr la transición energética y la generación de divisas”, concluyó.

Sergio Di Napoli, de Remolcadores Mar del Plata SA, calificó de “infundado” el miedo que se trata de transmitir a la población acerca del cómo se afecta a la fauna ya que “al realizarse la exploración sísmica, las especies de crustáceos se desplazan”. Toda actividad conlleva un riesgo, advirtió, “pero con sus avances, debemos entender que hay que realizarlas para el desarrollo económico; no veo más que beneficios para este proyecto, para esta ciudad tan castigada por el desempleo”. Y cerró su discurso: “No dejemos pasar esta oportunidad única e histórica”.

En esa línea, Sandra Cipolla, de la Asociación Bonaerense de la Industria Naval, “Mar del Plata tiene un alto nivel metalmecánico, de empresas pyme; y queremos expresar nuestro apoyo, porque genera empleos directos e indirectos, se puede generar de manera sin conflicto con la pesca del turismo, e impactará en mayor consumo y actividad industrial”.

Desde la Cámara de Exploración y Producción de Hidrocarburos (CEPH), Manuel García Mansilla fue asertivo: “Un proyecto offshore generaría 22.000 puestos de empleo directos, 110.000 empleos totales. Ese efecto se multiplicaría si este primer proyecto se completa y es exitoso. Nuestro país no puede perder esa ventana de oportunidad”.

Verónica Staniscia se desempeña en Shell Argentina y aseguró: “Vamos sumar tecnología y aprendizaje de las tres empresas, con toda la experiencia internacional que hemos acumulado”. Señaló que es una gran oportunidad “para crear empleos de calidad e impulsar sinergias con las actividades onshore que hoy se desarrollan exitosamente en el país, en particular en Vaca Muerta”.

Para María Duarte, del Instituto de Energía, el proyecto es necesario porque “La provincia y el país necesitan aumentar la producción de los recursos hidrocarburíferos y aumentar los recursos energéticos para tratar de garantizar el abastecimiento energético; se puede hacer exploración Offshore cuidando el Ambiente generando trabajo y aumentando la producción”.

Desde la visión de Daniel Martini, de ADIGAS, “La Argentina debe aprovechar estratégicamente el potencial hidrocarburífero por la posibilidad de incrementar la oferta de gas natural para el mercado local y por la extraordinaria potencialidad de recursos para el desarrollo de la economía. Tenemos la posibilidad de transformar al país en un actor global de la transición energética”. Y resumió: “Confiamos en los exigentes procesos de aprobación del proyecto y en las regulaciones que aseguran el cumplimiento de las normas ambientales nacionales y los estándares internacionales recomendados.”

Daniel Rosato, en representación de la SPE (Society of Petroleum Engineers) de Argentina, puntualizó que “admiramos a países como Noruega pero nos resistimos a hacer lo que hicieron los noruegos”, y apuntó a desarrollar la actividad del pozo puesto que “es inadmisible que tengamos que gastar miles de millones de dólares en hidrocarburos”.

Desde Enarsa, Martín Moure consideró “esencial” la explotación en el Mar Argentino. “La Argentina está próxima a cambiar su perfil energético con estos proyectos. Se podrían generar divisas en forma participativas”, dijo. Recordó que “hace 30 años en la cuenca austral se viene realizando offshore sin impacto ambiental, con el 16% de abastecimiento de gas.”

Por último, en representación del sector petroquímico, Jorge de Zavaleta, Director Ejecutivo de la Cámara de la Industria Química y Petroquímica, se expresó: “El petróleo es indispensable en polímeros, cauchos, agroquímicos y en producción de infinidad de productos industriales y servicios esenciales”. Aseguró que La Argentina tiene una posición privilegiada por la capacidad de recursos que posee para impulsar al país, más allá de Vaca Muerta, el país tiene una oportunidad única en el Mar Argentino. Tiene la posibilidad de cambiar su perfil energético en el mundo. Evitar la crisis recurrente y limitaciones, como la falta de dólares para su desarrollo”.

Miguel Peirano, de CADE: “Este proyecto tiene efecto positivo para la ciudad e impacto para el conjunto de la población argentina”

El pozo exploratorio Argerich-1 es el primer pozo de aguas profundas que se realizará a 300 km mar adentro, en el bloque CAN-100, operado por Equinor en consorcio con las empresas YPF y Shell Argentina. Los estudios preliminares realizados por YPF consideran que podría existir un yacimiento con capacidad de producir 200 mil barriles de petróleo día, equivalente a casi al 40% del petróleo que hoy produce Argentina.

Comentarios

Leave a Response