OIL & GAS

Camuzzi propuso una suba del 37,7 por ciento del gas para los usuarios de la Patagonia

Es el aumento propuesto en la audiencia pública. Un consumidor promedio de Neuquén pasará a pagar 1030 pesos por mes.

Ayer se realizó la audiencia pública para definir la suba de las tarifas de gas a partir de abril.

Se realizó ayer la audiencia pública convocada por el Enargas para poner a consideración la metodología que se aplicará a la hora de definir las tarifas semestrales que pagarán los usuarios de gas por redes que regirán desde el 1º de abril. 

Camuzzi Gas del Sur, la distribuidora que tiene casi 700 mil usuarios del sur de la provincia de Buenos Aires y de la Patagonia, presentó un cuadro tarifario que prevé una suba promedio del orden del 37,7 por ciento a partir de abril. 

Según las estimaciones, un usuario promedio de Neuquén pasará de pagar 748 pesos a 1030 pesos por mes, con lo cual el aumento será de 282 pesos. 

Desde la empresa destacaron que sólo 47 pesos corresponden a su segmento del negocio.

Casi la mitad de los usuarios patagónicos se ubican en os segmentos de bajo consumo y pagarán un promedio de 562 pesos por mes en abril.

Walter Pavan, representante de Camuzzi, indicó durante la audiencia pública que el 47% de los usuarios neuquinos se ubican en los escalones más bajos de consumo, es decir los segmentos R1 y R2, cuya factura pasará de 407 pesos mensuales a 562 pesos, es decir que pagarán 155 pesos más.

Los patagónicos cuentan con un subsidio del 50% por ser una zona de alto consumo de gas por las bajas temperaturas.

En la región, la incidencia del costo del gas es de casi el 60% del total de la factura, mientras que el 22% corresponde a impuestos y el 18% a la distribución.

Cómo se compone la tarifa

La factura de gas de las distribuidoras tienen cuatro grandes componentes: el precio del gas que venden las productoras, las tarifas de transporte del gas hacia los centros de consumo y de distribución hacia el usuario final, y los impuestos nacionales, provinciales y municipales.

Dentro del precio del gas operan dos variables: el Precio de Ingreso al Sistema de Transporte (PIST) y las Diferencias Diarias Acumuladas (DDA). 

El PIST se determina por contratos celebrados entre las productoras y las distribuidoras y se sellan en dólares. En esta ocasión, el Enargas estableció que el tipo de cambio se tomará sobre el promedio de la cotización del Banco Nación durante la primera quincena del mes anterior a la entrada en vigencia de las tarifas. 

La idea es evitar el grave desfase ocurrido el año pasado cuando el dólar se disparó de 20 pesos a más de 40 pesos y las distribuidoras no pudieron trasladar el costo del gas de los contratos en moneda estadounidense a los usuarios. Las compañías acumularon una millonaria deuda con las distribuidoras que fue asumida por el Estado.

También absorbió la diferencia que surgió entre el gas comprado por las distribuidoras y lo recaudado a través de las tarifas que pagan los usuarios -las DDA- entre julio y diciembre de 2018 que se generaron por la variación del tipo de cambio. 

El precio del gas para Camuzzi Gas del Sur es de 2,83 dólares el millón de BTU.

Para realizar sus cálculos, Camuzzi consideró una cotización del dólar estimada en 39,1 dólares, aunque ese número se deberá corregir de acuerdo a lo que pase entre el 1º y 15 de marzo próximo, ya que los nuevos cuadros tarifarios comenzarán a regir en abril.

El 14 de febrero se realizó la subasta para la provisión de gas en condición firme para las distribuidoras. El precio promedio ponderado para Camuzzi Gas del Sur fue de 2,83 dólares el millón de BTU. Mediante la subasta, la distribuidora logró cerrar un precio de 2,61 dólares, mientras que en el mercado spot, donde se acude para realizar compras de volúmenes menores para garantizarse el suministro de gas, el valor fue mucho más alto: 6,49 dólares el MBTU. 

Pavan destacó que la empresa logró incluso precios más bajos que los conseguidos en la subasta cerrando contratos por fuera del concurso. Sucede que las productoras se cubrieron de una eventual devaluación subiendo los precios del gas en la subasta electrónica.

Inflación, transporte y distribución

Por otro lado, la adecuación semestral de las tarifas de distribución y de transporte se realizó teniendo como referencia el Indice de Precios Internos al por Mayor (IPIM), y arrojó un incremento del 33,74%. 

El cálculo se hizo en base a un IPIM que tuvo una variación interanual del 60,05%. Como el Enargas reconoció el 19,67% para el periodo febrero-agosto de 2018, Camuzzi busca que se reconozca el resto de la inflación pasada. 

De esta forma, el cargo fijo de la boleta, es decir la tarifa de distribución, para un usuario de consumo bajo (R1) de Neuquén pasará de los $97 mensuales a $116 pesos, es decir que pagará casi 30 pesos más por ese concepto. 

La nueva suba de tarifas obedece a un precio del gas en dólares más caro y a la inflación.

Mientras que un consumo medio (R3) tendrá una suba en la factura de $93, un usuario de alto consumo pagará $211 más y una pyme o comercio tendrá un aumento de $212. Sin embargo, todos esos valores están subsidiados al 50% por zona patagónica, con lo cual al bolsillo del usuario le significará la mitad.

La factura promedio para los usuarios de Neuquén tendrá una suba del 34% en el cargo fijo, y un aumento del 38% del cargo variable por metro cúbico de gas consumido.  

Desde Camuzzi Gas del Sur aseguraron que entre 2017 y 2018 invirtieron 1.964 millones de pesos y que este año desembolsarán otros 1.100 millones de pesos para expandir redes.

Leave a Response