OIL & GAS

Con la última soldadura, se acerca el “Día D” para el Gasoducto Néstor Kirchner

Se terminó la etapa de soldaduras, y aseguran que el caño estará operativo el 20 de junio.

La construcción del Gasoducto Presidente Néstor Kirchner (GPNK) alcanzó un hito fundamental al concretarse la última soldadura de ductos y registró así un significativo avance en el objetivo de ampliar la capacidad de transporte de gas en toda la Argentina y transformar la matriz energética del país.

El nuevo hito se alcanzó en el kilómetro 232 de la traza a la altura de la provincia de La Pampa, a partir de lo cual se ponen en marcha las primeras pruebas para su puesta en funcionamiento, prevista para el próximo 20 de junio.

El acto fue encabezado de manera remota por el presidente Alberto Fernández, desde la Quinta de Olivos, junto al ministro de Economía, Sergio Massa, y la secretaria de Energía, Flavia Royon, en el Palacio de Hacienda, y el presidente de la empresa estatal Enarsa, Agustín Gerez, desde el frente de soldadura ubicado en cercanías de la localidad de La Reforma, en La Pampa.

“Muchos, cuando lanzamos el proyecto (del gasoducto), dijeron que era una locura construirlo en este tiempo. Bueno hoy está ahí, cuando todos nos ponemos de acuerdo las cosas funcionan”, enfatizó el jefe de Estado en el encuentro virtual.

Massa, por su parte, aseguró que la puesta en funcionamiento del GPNK, programado para el próximo 20 de junio, permitirá “ahorrar 2.100 millones de dólares en importaciones de gas, lo que permitirá tener menor presión sobre las reservas”.

Además, el ministro anunció el llamado a licitación de la obra de reversión del Gasoducto Norte, el que permitirá sustituir el gas que actualmente se importa desde Bolivia y pasar a abastecer a las provincias del Noroeste argentino con la producción de Vaca Muerta, lo que permitirá al país ahorrar otros US$ 2.000 millones por sustitución de importación de energía y bajar el costo de generación eléctrica.

Beneficios para la economía

Entre los beneficios del GPNK, se destaca que permitirá incrementar la producción de Vaca Muerta, segunda reserva de gas no convencional del mundo, y transportarlo a los centros de consumo.

Asimismo, se podrán ahorrar este año unos US$ 2.100 millones y más de US$ 4.200 millones a partir de 2024 por sustitución de importación de GNL y combustibles líquidos, a la vez que aumentará la disponibilidad de gas a precios competitivos para la industria, los comercios y los hogares.

Por otra parte, la obra -planificada y ejecutada por Energía Argentina- dio lugar a 10 mil puestos de trabajo directos y otros 40 mil indirectos entre la construcción de la obra y la mayor producción de gas en Vaca Muerta.

La obra

Con la incorporación de las plantas compresoras de Salliqueló y Tratayén, se podrán transportar 21 millones de metros cúbicos de gas por día, y con la segunda etapa entre Salliqueló y San Jerónimo, en Santa Fe, completarán 39 millones, ampliando en un 30% los gasoductos troncales.

La última soldadura se alcanzó en un “tiempo récord” ya que la soldadura general se desarrolló en 178 días desde la primera intervención, el 16 de noviembre último en Salliqueló, en Buenos Aires.

La traza troncal del gasoducto cuenta con una extensión de 573 kilómetros entre Tratayén, provincia de Neuquén, y Salliqueló, atravesando Río Negro y La Pampa con un caño de 36 pulgadas.

Durante el proceso, se utilizaron más de 47.700 caños de acero de 12 metros de largo, cuyo peso total es de 300.000 toneladas, “equivalente a 4.285 obeliscos porteños”, graficó Energía Argentina.

También se destacó que se soldaron en promedio cinco kilómetros de caños por día en los tres frentes de obra y “por primera vez se usaron en nuestro país soldadoras automáticas, la tecnología más avanzada a nivel mundial que reduce los tiempos de obra”.

La primera soldadura en línea regular se llevó a cabo el 16 de noviembre de 2022 en la localidad bonaerense de Salliqueló, y la primera soldadura automática se realizó el 13 de enero de este año en Doblas, La Pampa.

La puesta en funcionamiento del GPNK está prevista para el próximo 20 de junio, una vez concluidas las pruebas hidráulicas y las instalaciones de superficie con sus válvulas, tras lo cual se dará lugar al proceso de llenado del ducto que demandará entre 7 y 10 días.

Las tareas se iniciaron tras la firma de contratos en agosto de 2022, cuando comenzaron los trabajos de movimiento de suelos, traslado de equipamiento y apertura de pista, que es el “camino” por donde se coloca el gasoducto.

De esta manera, desde el comienzo de las soldaduras de los caños, se avanzó con un promedio de 5 km diarios contando los tres frentes de obra.

Comentarios

Leave a Response