OIL & GASPOLÍTICA

Conformarán una mesa político técnica por las represas

Se espera que Sergio Massa convoque a los gobernadores en ejercicio y electos de Neuquén y Río Negro.

Carreras se reunió con Massa.

Las provincias de Río Negro y Neuquén conformarán con el Gobierno nacional una “mesa político técnica” para definir el manejo futuro de las represas hidroeléctricas de la cuenca del Comahue, cuyos contratos de concesión vencen a partir agosto próximo, al concluir el plazo de concesión de 30 años iniciado en la década del ’90.

Así lo anunció, a través de su cuenta de Twitter, la gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras, tras una reunión que mantuvo en la Ciudad de Buenos Aires con el ministro de Economía, Sergio Massa.

“Nos reunimos con el ministro Massa y acordamos la conformación de una mesa político técnica para definir el manejo de las represas a futuro”, expresó Carreras en un mensaje que minutos después retuiteó el titular de la cartera de Economía.

De acuerdo a lo surgido en ese encuentro, la mesa de trabajo a conformarse “contará con la participación de las provincias de Río Negro, Neuquén y de la Nación”.

A partir de esta definición, se espera que el ministro de Economía junto a la secretaria de Energía, Flavia Royon, “convocarán a los gobernadores en ejercicio, como también a los mandatarios electos Alberto Weretilneck y Rolando Figueroa”, explicó Carreras.

“Ante esto el ministro Sergio Massa mostró voluntad de diálogo y consenso hacia las provincias involucradas para una mayor participación ante la regulación de las centrales”, reseñó la gobernadora.

A comienzos de semana, Massa y Royón recibieron también en Buenos Aires al gobernador electo de Neuquén, Rolando Figueroa.

Las concesiones de las represas hidroeléctricas sobre los ríos Limay y Neuquén vencen en agosto de este año. Se trata de los complejos de Alicurá operada por la empresa AES Argentina; El Chocón y Arroyito, a cargo de la firma Enel Generación; Planicie Banderita, operada por Oroazul Energy, cuyos contratos vencen el 11 de agosto; y Piedra del Águila, a cargo de Central Puerto, cuya concesión vence el 29 de diciembre.

La semana pasada, Royon instruyó a la empresa estatal Energía Argentina (Enarsa) para que asuma “transitoriamente” la operación de las centrales hidroeléctricas de la cuenca del Comahue, que abarca las provincias de Neuquén y Río Negro, lo que incrementó el reclamo de los dirigentes de ambas provincias.

La posibilidad de que las provincias -que alegan la propiedad del recurso- tengan el manejo de las represas enfrenta un obstáculo legal importante ya que los activos se encuentran registrados bajo la titularidad de la Nación, que fue el encargado del financiamiento y construcción de todas obras.

Ayer, Royon aclaró ante el reclamo de las provincias que “una cosa es el recurso del agua y otra la central en si misma que fue construida con recursos de todos los argentinos y así la ley lo marca, que cuando termina la concesión revierte al estado nacional”.

Comentarios

Leave a Response