OIL & GAS

Diputados dio media sanción a la ley del GNL, clave para Vaca Muerta

El régimen promocional es un requisito fundamental para la megainversión que planean YPF y Petronas para construir una plan ta licuefactora.

La Cámara de Diputados aprobó esta madrugada por 126 votos a favor, 7 en contra y 102 abstenciones y giró en revisión al Senado el proyecto de ley del Poder Ejecutivo que promueve la producción del Gas Natural Licuado (GNL), que apunta a monetizar los recursos de Vaca Muerta e incentivar inversiones multimillonarias para exportar gas a gran escala.

La iniciativa fue aprobada por 126 votos que fueron aportados por diputados del Frente de Todos, Provincias Unidas y MPN, mientras el rechazó reunió 7 votos de la izquierda y libertarios, y hubo 102 abstenciones de Juntos por el Cambio, del socialismo y un legislador de Córdoba Federal.

La sanción de esta iniciativa -que el Gobierno envió al Congreso el 29 de mayo- es sustancial para el Poder Ejecutivo, de manera de dar el marco adecuado para avanzar, entre otros previstos, en el acuerdo firmado en septiembre de 2022 por YPF con la empresa malaya Petronas.

El proyecto declara “de interés público nacional y como objetivo prioritario de la República Argentina la licuefacción de gas natural con destino a la exportación de GNL y sus actividades asociadas y vinculadas con su almacenamiento, comercialización y transporte”.

Además, dispone la creación de un nuevo “Régimen de Promoción para Grandes Proyectos de Inversión en GNL” que comprende la realización de inversiones en bienes y obras de infraestructura destinadas al transporte de gas natural para la producción, licuefacción, almacenaje y comercialización del GNL en el territorio nacional y en los mercados de exportación.

A lo largo del proyecto se establece que se otorgarán beneficios fiscales a proyectos que comprometan como mínimo una determinada inversión de al menos mil millones (USD 1.000.000.000) o una capacidad mínima de producción instalada de un (1) millón de toneladas de GNL por año (MTPA).

Acuerdo YPF-Petronas

El acuerdo entre YPF y Petronas comprende desde la producción de gas en un bloque de Vaca Muerta, su transporte por un gasoducto de 620 kilómetros desde el yacimiento hasta la terminal de procesamiento y su industrialización.

En la fase 1 de la industrialización, se prevé la instalación de dos barcos licuefactores y en la segunda fase, la construcción de una planta de licuefacción escalable con una capacidad de producción final de 25 millones de toneladas al año, lo que equivale a 465 barcos metaneros.

La inversión estimada es de US$ 10.000 millones en la primera etapa, lo que permitirá producir hasta 5 millones de toneladas/año de GNL, y se prevé que dentro de 10 años, cuando el proyecto esté finalizado, se podrán producir y exportar más de 25 millones de toneladas/año de GNL.

En la discusión en particular y a partir de un pedido de la diputada de Identidad Bonaerense, Graciela Camaño se incluyó un cambio en los artículos que se refieren al tema ambiental y en ese sentido se dispuso que los proyectos deberán asegurar “el cumplimiento de las obligaciones ambientales asumidas por el transferente en cuya virtud se hayan otorgado los correspondientes permisos ambientales”.

Al abrir el debate, el presidente de la comisión de Energía, Santiago Igon, señaló que “la Argentina tiene una oportunidad que se da en base a una transición energética porque tiene los recursos para encarar, para eso es necesario incrementar la producción de GNL a una escala máxima y para eso incentivar a una escala de valor a lo que se va a producir”.

“Nosotros tenemos que tener en cuenta para aquellas que quieren hacer las inversiones y la secretaria de Energía que esas inversiones tengan la capacidad técnica y financiera para llevar adelante este proyecto”, agregó.

También destacó que “este proyecto contiene algo que es importante que el componente de la industria nacional que debe tener ya que planteamos un régimen promocional de 30 años, que en el primer decenio no tenga menos del 15 por ciento del componente nacional, en el segundo decenio de un 30 por ciento y luego de los 20 años deberá ser del 50 por ciento”.

Fuerte respaldo neuquino

El diputado nacional del MPN y gobernador electo de Neuquén, Rolando Figueroa, puso de relieve que “tenemos una gran oportunidad: 20.000 millones de dólares de superávit va a generar Vaca Muerta sin riesgo climático, y no lo podemos desaprovechar”.

“Esta ley es para construir políticas para la gente y es una buena ley que termina desarrollando la Argentina”, destacó.

Destacó que Vaca Muerta “provee el 52% del petróleo de este país, el 65% de gas, como así también puede abastecer a toda la Argentina en virtud de las diferentes obras que se están llevando adelante”.

También señaló que si se quiere monetizar “nuestro subsuelo, hay que seguir construyendo ductos. La posibilidad de proveer de GNL a Asia y Europa”.

En el recinto se encontraban presentes la intendenta de Rincón de los Sauces, Norma Sepúlveda, y la diputada provincial por el MPN Daniela Rucci.

Desde la oposición, el diputado del Pro Francisco Sánchez dijo que “no veo mal que acompañemos un proyecto como este, me parece sano, pero no lo vistamos de otra cosa acá se están trabajando intereses de sectores específicos, de una empresa nacional como YPF con otra internacional como Petronas”.

Su colega de bloque, la radical mendocina Jimena Latorre, dijo que “en lugar de dar un salto al vacío con un proyecto como este, el Gobierno que se está yendo debería haber definido una política energética en base a una planificación estratégica; no lo hicieron en cuatro años, ahora ya es tarde”.

Desde la izquierda, el diputado Nicolás del Caño señaló que “este proyecto no está pensado en función de las necesidades de la población sino en función del mandato exportador que impone el FMI y el saqueo de las grandes petroleras”.

Comentarios

Leave a Response