OIL & GAS

Efecto Vaca Muerta: esperan un superávit comercial de US$ 25.000 millones hacia 2030

El director de la consultora Economía y Energía, Nicolás Arceo, presentó un informe elaborado con la CEPH que establece las proyecciones del sector y modificaciones en el marco regulatorio.

El director de la consultora Economía y Energía, Nicolás Arceo, afirmó que la modificación del marco regulatorio y la expansión de las inversiones en el sector hidrocarburífero permitirán “un superávit comercial cercano a los US$25.000 millones” para fines de esta década.

Así lo afirmó el economista tras presentar el informe elaborado con la Cámara de Empresas Productoras de Hidrocarburos (CEPH) en el marco de la Exposición Internacional Argentina Oil & Gas que se realiza esta semana en La Rural.

“Se prevé que la modificación del marco regulatorio y la expansión de las inversiones en el sector permitirán alcanzar un superávit comercial cercano a los US$25.000 millones para fines de esta década, mientras que las exportaciones hidrocarburíferas podrían superar los US$29.000 millones”, destacó.

De esta manera, precisó que estas cifras representa 1,2 veces las exportaciones del complejo sojero, 1,8 veces las exportaciones del complejo cerealero y 3,3 veces las exportaciones del sector automotriz durante el 2022.

Arce, además, mencionó que las inversiones “pertinentes en el sector” disminuirá las importaciones de energía en los próximos años.

Destacó como elemental garantizar el cumplimiento de los contratos, acuerdos y programas de estímulo a la producción existentes, así como alinear los precios locales de los hidrocarburos con los del mercado internacional, entre otras políticas.

Entre las principales medidas mencionó que “se debe establecer un marco normativo específico para la construcción de plantas de licuefacción (GNL) y el desarrollo del complejo petroquímico“, como también permitir la disponibilidad de una porción creciente de los ingresos por exportaciones.

Respecto a la demanda, se prevé un crecimiento económico acumulativo del 3% anual, lo que permitiría un avance moderado en las medidas de mitigación en la emisión de gases de efecto invernadero.

“Se estima un aumento en la demanda residencial, industrial y comercial en línea con el crecimiento económico, así como una expansión del parque automotor del 3%”, sostuvo.

Por otra parte, el relevamiento contempla el reemplazo de vehículos nafteros por vehículos eléctricos y vehículos pesados a GNV a partir de 2026, y respecto a la matriz de generación eléctrica, se prevé que el 20% sea de fuentes renovables en 2027 y el 21,7% en 2030.

Mientras que la demanda de petróleo estará determinada por la capacidad del parque refinador, y se espera la culminación de las obras hidroeléctricas en construcción en el rio Santa Cruz para 2028 y 2030.

En cuanto a la oferta, se proyecta que la producción de petróleo supere los 1.4000 kbbl/d en 2030.

“Se espera que la producción de gas natural, impulsada por el aumento de las exportaciones regionales y la exportación de GNL, alcance una producción superior a los 220 MMm3/d en 2030. Se estima que para fines de esta década se exporten 10 MPTA de GNL”

Finalmente, destacó que la actividad en las áreas petrolíferas de Vaca Muerta se espera que casi se triplique en los próximos años en comparación con el nivel actual, por su parte, la actividad de las áreas gasíferas sería casi cuatro veces mayor, sumado al impacto que tendría en el empleo, concluyó.

Comentarios

Leave a Response