OIL & GAS

El barril criollo, qué pasará con los precios de los combustibles y el rol de YPF

Nación pretende que no haya aumentos en los surtidores en los próximos meses. La posición de la petrolera de bandera será fundamental.

El Decreto 488, que instaura el precio de 45 dólares el barril para sostener la actividad en los yacimientos, generará impactos de diversa magnitud en la cadena de negocios vinculados al petróleo. Se espera que los precios de los combustibles no varíen en los próximos meses y para ello YPF jugará un rol protagonista.

Si bien en un primer borrador de la norma que reinstalar el barril criollo estaba incluido el congelamiento de los precios en los surtidores, finalmente el gobierno nacional decidió no encorsetarse en una regulación que le hubiera significado un gran límite a su capacidad de maniobra y un duro golpe para las refinadoras y petroleras integradas que deberán pagar el petróleo más caro del mundo. 

Nación optó por diferir hasta el 1º de octubre la actualización del Impuesto sobre los Combustibles Líquidos (ICL) y el Impuesto al Dióxido de Carbono (IDC), que se actualizan trimestralmente de acuerdo al Índice de Precios al Consumidor, para morigerar el impacto del barril criollo en el sector de refinación y comercialización de naftas y gasoil. 

La carga impositiva que tienen los combustibles en argentina es muy alta. Cuatro de cada 10 pesos que el consumidor paga en las estaciones de servicio corresponde a impuestos.

El gobierno postergó la actualización de la carga impositiva hasta el 1 de octubre para mantener los precios de los combustibles.

De esa forma, el gobierno busca que los precios en los surtidores se mantengan estables en los próximos meses. Para que ello suceda, la herramienta fundamental será la sintonía política de YPF, que concentra el 55% del mercado de los combustibles en el país. Si la petrolera de bandera no aumenta, el resto de las empresas se verán obligadas a alinearse para  no perder mercado en tiempos en los que sobra producto por el derrumbe de las ventas por las medidas de aislamiento social.

“Se congelan los impuestos, los surtidores no están regulados. Como viene sucediendo, YPF jugará un rol importante para sostener los precios”, indicaron fuentes del gobierno nacional a Patagonia Shale.

Las dudas de Nielsen

De hecho, la llegada del nuevo CEO de la compañía, Sergio Affronti, fue el factor clave que hizo que la Casa Rosada avanzara con el barril criollo luego de que no se lograra un consenso en el sector empresarial por las diferencias entre refinadoras, petroleras integradas y empresas productoras de petróleo puras en torno a la cotización interna del barril. 

Affronti respaldó la decisión del ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, marcando una fuerte diferencia con el presidente de la empresa bajo control estatal, Guillermo Nielsen, que pretendía un barril a 40 dólares. 

El presidente de YPF, Guillermo Nielsen, puso dudas en torno a los efectos del barril criollo y aseguró que la compañía tiene menores márgenes de rentabilidad que sus competidores.

De hecho, ayer Nielsen puso dudas sobre el efecto que tendrá el Decreto 488, al participar en un foro del Institute of the Americas. Según las declaraciones difundidas por el diario Río Negro, el titular de YPF aseguró que la compañía no comprará crudo a terceros hasta finde año por el stock que tiene acumulado, y por la delicada situación financiera que arrastra. 

“Se dice que el margen de refinación es de 10 dólares pero en YPF necesitamos un margen de refinación más alto porque tenemos que hacer frente a nuestras deudas”, indicó Nielsen y agregó que «nuestros competidores tienen mejores márgenes«.

“No podés generar demanda por decreto”, sentenció Nielsen, cuya influencia en las decisiones del gobierno quedó rezagada tras el desembarco de Affronti.

Puede haber cambios

Una llave que se guardó la Secretaría de Energía para destrabar las complicaciones que surjan de acuerdo a cómo evolucione el negocio petrolero, la economía y el tipo de cambio, es la posibilidad de modificar cada tres meses el precio interno del barril, según indica el capítulo 4º del Decreto 488.

“Creemos que los precios se van a mantener en los próximos meses. Estamos de acuerdo con la medida, porque no hay un congelamiento y le dio un margen de maniobra al Ejecutivo para ir modificando el precio del barril criollo y el precio final”, señaló Gabriel Bornoroni, presidente de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos (Cecha), que nuclea a los dueños de estaciones de servicio.

El gobierno considera que el nuevo precio del crudo refleja adecuadamente la distribución equitativa entre productores y refinadores.

Ganadores y perdedores

Sin embargo, las principales beneficiarias de la medida con las provincias productoras, que cobrarán regalías sobre un barril a 45 dólares. En abril, por ejemplo, Neuquén percibió ingresos en base a un precio de 22 dólares, y registró una pérdida de 1.500 millones de pesos por la baja de la cotización del crudo y la caída de la producción del 25%.

Las más perjudicadas son las refinadoras no integradas, que compran el petróleo con el cual elaboran combustibles, como Raizen, que comercializa las naftas y gasoil de la marca Shell, y Trafigura, que vende Puma. Esas empresas aseguran que no tienen margen de rentabilidad con un barril a 45 dólares si no pueden aumentar los precios en surtidores, congelados desde fines de 2019. 

Las provincias productoras tendrán un alivio por la liquidación de regalías sobre un barril a 45 dólares. Las refinadoras aseguran que perderán rentabilidad.

Incluso las integradas -que procesan el crudo propio- pretendían un barril mucho más bajo. Las productoras puras podrán colocar su petróleo a 10 dólares por encima del precio internacional, pero hoy no existe la demanda porque se desplomó el consumo de combustibles.

Hoy todas las compañías están sotckeadas por la caída de ventas por el coronavirus. Reactivar toda la cadena de demanda de crudo y combustibles llevará varios meses y dependerá de cómo se recupera la actividad económica.

La vulnerabilidad de la economía argentina y la particularidad del sector del oil & gas requerirá de las habilidades de los funcionarios nacionales para alcanzar consensos y equilibrar las necesidades de cada sector.

Leave a Response