OIL & GAS

El gobierno analiza el futuro de la reversión del Gasoducto Norte

Se trata de una obra urgente para garantizar el suministro de gas en siete provincias.

TGN opera el Gasoducto Norte.

El cambio de gobierno nacional puso en suspenso la continuidad de grandes obras de infraestructura necesarias para seguir desarrollando el gas de Vaca Muerta. El fuerte ajuste anunció por el ministro de Economía, Luis Caputo, y la paralización de la obra pública que no esté en marcha, encendió las alarmas en el sector energético por la suerte de un proyecto urgente como es la reversión del Gasoducto del Norte.

Se trata de una obra necesaria para llegar con gas de Vaca Muerta a siete provincias del país, que corren riesgo de quedarse sin suministro a partir del inverno próximo cuando venza el contrato de importación con Bolivia.

La licitación de la reversión del Gasoducto Norte fue puesta en marcha por la anterior gestión de la compañía estatal Enarsa, y cuenta con financiamiento de la CAF. Ya fueron admitidas técnicamente las ofertas realizadas por las UTE Techint – Sacde y la empresa BTU, pero la administración de Agustín Gerez no quiso firmar la adjudicación ante el cambio de gobierno y los números de la compañía, que superaron ampliamente el presupuesto oficial.

El paso del tiempo presiona sobre plazos. Si la administración Milei decide dar de baja la licitación, no se llegará con la obra al invierno 2024.

Asesores de la secretaría de Energía consultados no descartaron que la actual licitación pueda seguir adelante, ante la criticidad del proyecto. Señalaron que el tema está en carpeta, pero el área que dirige Eduardo Rodríguez Chirillo aún no tiene sus funcionarios designados. Apenas está definido cómo será el organigrama, pero los casilleros no fueron completados.

“Es esencial lanzar la reversión del Gasoducto Norte para que esté antes del invierno, porque el compromiso de Bolivia es inyectar gas hasta el 31 de julio. Si no está la reversión, dada la producción pequeña que hay en el norte, que son 3 millones de metros cúbicos por día, no se puede llegar con el el gas de Neuquén a los 10 – 12 millones que se necesitan adicionales para la zona, que son necesarios como abastecimiento”, señaló el CEO de Tecpetrol, Ricardo Markous.

“Alternativas podría haber, pero significa ponerse de acuerdo con Bolivia, con Brasil, importar el GNL de Chile. Son alternativas riesgosas”, agregó.

“El país está en una transición, va a pasar de hacer obras públicas a obras privadas. Estamos de acuerdo con ese concepto. En el caso de la reversión del Norte, está en un tema intermedio. Están comprados los caños, licitadas las obras”, dijo el directivo de Tecpetrol.

Comentarios

Leave a Response