OIL & GAS

El nuevo rol de YPF en la política energética y las claves de la ley Nielsen

Nación quiere que YPF recupere su peso en las definiciones estratégicas. Ultiman los detalles del régimen para estimular inversiones en petróleo y gas.

YPF comenzó a recuperar el protagonismo en la política energética nacional que había perdido durante el gobierno de Mauricio Macri, en momentos donde se juegan definiciones importantes para el futuro de la industria hidrocarburífera. 

Según fuentes del gobierno nacional consultadas por Patagonia Shale, un signo de los nuevos tiempos para la compañía es la presencia del presidente de la empresa, Guillermo Nielsen, como máxima autoridad en el Foro de Davos. 

La compañía, como la mayor productora del mercado, también tendrá una opinión de peso en las definiciones de los términos de la subasta del gas para las usinas generadoras y las distribuidoras, y en la Mesa de Combustibles que se reunirá el lunes próximo convocada por la Subsecretaría de Hidrocarburos. 

En diciembre, el Ministerio de Desarrollo Productivo derogó la resolución que autorizaba a los generadores a comprar por su cuenta el gas que consumen las plantas térmicas, al considerar que se generaron sobrecostos.

La clave de la próxima subasta para el sector de generación y distribución de gas es lograr precios en boca de pozo que den un horizonte de previsibilidad a las productoras en el mediano plazo , que promuevan las inversiones, y que a la vez permitan tarifas accesibles.

La idea es garantizar la seguridad del sistema al menor costo posible. Hay que tomar decisiones a muchas bandas, por eso es clave que estén aceitadas las relaciones entre todos los actores, sobre todos los públicos, como YPF, Cammesa y Enargas”, indicaron las fuentes a Patagonia Shale. 

La clave de la próxima subasta para el sector de generación y distribución de gas es lograr precios en boca de pozo que brinden un horizonte de previsibilidad a las productoras en el mediano plazo, que promuevan las inversiones, y que a la vez permitan tarifas accesibles. El nuevo esquema debería definirse antes de abril.

“El país tiene mucha gente en una situación muy complicada que hay es necesario ayudar. Por eso en materia de tarifas hay que garantizar la protección del consumidor, y a la vez precios que garanticen el repago de las inversiones. El equilibrio es muy complejo”, indicaron las fuentes.

Ampliar el mercado interno

El objetivo de las autoridades nacionales es, en el marco de la ley de emergencia económica, establecer medidas de coyuntura para que el sector energético acompañe en la salida de la crisis, y luego plantear una estrategia a largo plazo.

En el gobierno están convencidos de la importancia de apuntalar el desarrollo de Vaca Muerta, pero también apuestan a que haya un repunte de la actividad convencional y a ampliar el mercado interno.

Las autoridades de Energía están pidiendo a las distribuidoras de gas que presenten planes de ampliación de las redes para llegar nuevos usuarios, a la vez que evalúan extender el uso del gas en transporte vehicular y la forma de agregar valor al gas a través de áreas como la petroquímica. La mirada también está puesta en generar salos exportables de petróleo y gas para generar divisas.

Las autoridades de Energía están pidiendo a las distribuidoras de gas que presenten planes de ampliación de las redes para llegar nuevos usuarios, a la vez que evalúan extender el uso del gas en transporte vehicular y la forma de agregar valor al gas a través de áreas como la petroquímica.

En el área energética consideran que YPF debe recuperar el rol protagónico en el diseño de las políticas públicas por ser una empresa bajo control estatal, que históricamente lideró la industria petrolera en el país, que desriskeó Vaca Muerta y que cuenta con la capacidad técnica -en cantidad de profesionales y experiencia – que no tiene la administración pública. 

Advierten que es necesario un equilibrio entre las experiencias pasadas. “YPF no debe ser usada como una herramienta para anclar la inflación ni quedar librada a su suerte como si fuera una empresa privada más que sólo piensa en los beneficios de sus accionistas minoritarios. Tiene que haber un punto medio”, dijo la fuente. Y consideró que para ello “Los argentinos pagamos 5.000 millones de dólares por la expropiación de YPF en 2012, y se declaró de interés público el autoabastecimiento de hidrocarburos”. 

La nueva Ley planteará la libre disponibilidad de los hidrocarburos; la amortización acelerada del capital invertido; la devolución anticipada de IVA; el acceso a la importación de bienes de capital que rige para la minería; la creación de un Fideicomiso Externo, en Nueva York, con repago de las inversiones vía dividendos con respaldo del BCRA.

Los ejes de la nueva ley 

Con la mirada puesta en el largo plazo y en generar un contexto que traiga inversiones, en los próximos días el Ejecutivo presentará la ley que se conoce como “blindaje a Vaca Muerta”, pero que será un régimen de promoción que abarcará a toda la industria petrolera. 

Según otras fuentes del gobierno consultadas por Patagonia Shale, la norma ideada por Nielsen tendrá los siguientes grandes ejes: la libre disponibilidad de los hidrocarburos; la amortización acelerada del capital invertido; la devolución anticipada de IVA; el acceso a la importación de bienes de capital sin el pago de aranceles que rige para la minería; la creación de un Fideicomiso Externo, en Nueva York, que permitiría a las petroleras extranjeras girar los dividendos con respaldo del Banco Central de la República Argentina (BCRA). 

Además, se prevé la división de las áreas de concesión en bloques de 150 km2 para atraer inversiones extranjeras de más 150 millones de dólares, de manera de multiplicar en número de operadoras en el país. 

Comentarios

Leave a Response