ENTREVISTAS

«Estamos evaluando un proyecto de separación de gas en Tratayén»

El CEO de TGS, Oscar Sardi, indicó a Patagonia Shale que estudian una inversión para procesar el gas en Neuquén. La compañía inaugurará el primer tramo del Gasoducto Vaca Muerta.

Desde hace dos meses, Oscar Sardi se desempeña como CEO y Director General de Transportadora Gas del Sur (TGS), luego de liderar desde el sector de Operaciones la construcción del Gasoducto Vaca Muerta, una obra de infraestructura clave que permitirá evacuar la producción de gas no convencional de unas 

En diálogo con Patagonia Shale, el directivo hizo un repaso por los principales proyectos de la compañía como el nuevo ducto troncal hacia Buenos Aires y Santa Fe, una planta de separación de gas en Tratayén y módulos de licuefacción en Bahía Blanca destinados a la exportación de GNL. 

¿Cómo avanzan las obras del gasoducto Vaca Muerta. Además de la próxima inauguración del primer tramo, cuáles son los plazos para el resto de las etapas anunciadas?

Luego de nueve meses de trabajo, comenzamos la obra a mediados de septiembre del 2018, estamos muy orgullosos de poder inaugurar el tramo completo de Vaca Muerta Sur y un tramo del gasoducto Vaca Muerta Norte. Entre ambos, suman más de 65 kms. de gasoducto, que significan un salto de magnitud de las actividades Midstream de la compañía, y ratifican el esquema de negocios planteado a los productores.

«Con el Gasoducto Vaca Muerta, generamos una infraestructura a escala capaz de satisfacer las necesidades de transporte de todos los productores y evitar de ese modo que el productor desarrolle su propia solución con una visión ajustada a sus propias necesidades».

Ya hemos firmado acuerdos para transportar gas de siete áreas productoras diferentes y esperamos sumar nuevos bloques durante este año y buscaremos ampliar las instalaciones de acondicionamiento en el 2021.

Con esta obra, generamos una infraestructura a escala capaz de satisfacer las necesidades de transporte de todos los productores y evitar de ese modo que el productor desarrolle su propia solución con una visión ajustada a sus propias necesidades.

A fin de año estaremos inaugurando la segunda etapa del proyecto, totalizando 150 kms de gasoductos en la región, que permiten inyectar producción incremental de gas natural a los sistemas de transporte y permitirán expandir la escala del mercado gasífero, aumentando las oportunidades de exportación, luego de haber cumplido con las necesidades del mercado interno.

En esta primera etapa estamos invirtiendo en el orden de 300 millones de dólares para la construcción del gasoducto y una planta de tratamiento, que acondicionará 5 millones de metros cúbicos diarios (MMm3/d) para su posterior ingreso a los sistemas regulados de transporte.

¿Qué volumen de gas piensan que transportarán en los próximos años?

El gasoducto construido en Vaca Muerta de 36 pulgadas de diámetro, operará a 97 Kg/cm2 de presión y tendrá una capacidad de 60 MMm3/día.

¿Están evaluando otro tipo de proyectos para agregar valor al gas de Vaca Muerta?

Dado que la infraestructura actual de transporte de gas natural desde la Cuenca Neuquina estará completamente utilizada a partir de 2019/2020, es indispensable construir un nuevo gasoducto para evacuar la producción incremental de gas no convencional proveniente de la zona de Vaca Muerta.

Por eso, junto a YPF, presentamos tiempo atrás, como respuesta a la Resolución 82 emitida por la Secretaría de Energía, un proyecto para la construcción de un nuevo gasoducto troncal desde Neuquén hasta los centros de consumo en Buenos Aires y el Litoral.

El proyecto prevé dos grandes etapas: la primera, desde Neuquén hasta Salliqueló en la provincia de Buenos Aires, donde el nuevo gasoducto puede conectarse con el sistema actual del sistema de transporte de TGS para llegar al Gran Buenos Aires y al Litoral; y la segunda, desde Salliqueló hasta un punto del sistema de transporte de TGN próximo a la ciudad de Rosario. Ambas etapas sumarían un total de 1.100 km de gasoducto.

Se trata de infraestructura estratégica para Argentina y para la región, puesto que fortalece la atención del mercado; promueve el desarrollo de la demanda: industrias, generadores eléctricos, proyectos petroquímicos, exportación de gas natural a través de gasoductos regionales (Chile, Brasil y Uruguay) y GNL a través de barcos, suministro al GNEA con gas local y reemplazo de gas oil en transporte pesado; brinda flexibilidad operativa; y permite reemplazar la importación de energéticos (gas natural, GNL y combustibles líquidos), y generar divisas a través de las exportaciones.

«Estamos analizando, junto a potenciales socios, llevar a cabo un proyecto consiste en la construcción de infraestructura de procesamiento de gas natural en Tratayén, en la provincia de Neuquén. Esto implicaría la construcción de un poliducto para transportar los líquidos producidos a Bahía Blanca».

¿Cuáles son las obras de transporte troncal de gas en las que le interesa participar a TGS?

Continuamos llevando a cabo nuestro compromiso de inversión asumido en la Revisión Tarifaria Integral del año 2017 para invertir en el orden de USD$100 millones promedio año en el quinquenio 2017-2021. Estas inversiones están orientadas a garantizar la confiabilidad y seguridad operativa del servicio público de transporte. Cabe destacar que venimos cumpliendo inversiones por encima de los valores comprometidos en la Revisión Tarifaria Integral.

Es nuestro objetivo continuar impulsando el crecimiento de la infraestructura de transporte de gas natural necesario para garantizar la sustentabilidad del servicio y la satisfacción de nuestros clientes.

¿Qué planes tienen en el negocio de comercialización y producción de líquidos?

Estamos analizando, junto a potenciales socios, llevar a cabo un proyecto consiste en la construcción de infraestructura de procesamiento de gas natural en Tratayén, en la provincia de Neuquén. Esto implicaría la construcción de un poliducto para transportar los líquidos producidos a Bahía Blanca para su posterior fraccionamiento, almacenaje y despacho, tanto al mercado local como también al extranjero.

La separación de líquidos en Neuquén permitirá lograr el máximo aprovechamiento de la riqueza de Vaca Muerta. El fraccionamiento, almacenaje y despacho en Bahía Blanca, por su parte, se apalancarán con la infraestructura existente y la cercanía al puerto para su exportación. En el proyecto, vemos a Bahía Blanca como la puerta de salida de todos los productos exportables de Vaca Muerta.

«El proyecto de GNL apunta a generar demanda adicional de gas natural fuera de los meses invernales, contribuyendo de este modo al aplanamiento de la curva de demanda de gas del país».

¿Cómo avanza el estudio de prefactibilidad del proyecto de GNL en Bahía Blanca? ¿Están dadas las condiciones macroeconómicas para iniciar un proyecto de tal magnitud?

Continuamos con el proceso de análisis de la viabilidad técnico-comercial, potenciales clientes y logística entre otros temas. El proyecto final contempla la instalación de cuatro módulos de licuefacción de 4 MMm3/d cada uno en Bahía Blanca con una producción de gas natural licuado de 1 millón de toneladas año por tren, apalancándose para ello en el máximo aprovechamiento de la infraestructura que TGS posee en la zona.

El proyecto apunta a generar demanda adicional de gas natural fuera de los meses invernales, contribuyendo de este modo al aplanamiento de la curva de demanda de gas del país y posibilitando un desarrollo eficiente de las reservas de gas no convencional de la Cuenca Neuquina.

Leave a Response