OIL & GAS

ExxonMobil anunció pérdidas por primera vez en tres décadas

Efecto Coronavirus: la compañía norteamericana arrojó un rojo de 610 millones de dólares en el primer trimestre. Chevron tuvo ganancias pero recortará gastos.

Rig de EXXOn en Bajo del Choique, Neuquén.

La principal petrolera de Estados Unidos, Exxon Mobil, registró pérdidas por primera vez en tres décadas, según el balance del primer trimestre de 2020, que fue fue impactado por los efectos del coronavirus en economía global, al tiempo que Chevron tuvo beneficios pero recortó su gasto de capital en anticipación a las complicaciones que tendrán los mercados del crudo en los próximos meses.

Exxon Mobil anunció una pérdida en el primer trimestre de 2020 de 610 millones de dólares, en comparación con las ganancias de 2.400 millones de dólares del mismo periodo del año anterior. La última vez que había presentado un balance en rojo había sido en 1988.

La producción equivalente de petróleo de la compañía fue de 4 millones de barriles por día, un 2 por ciento más que en el primer trimestre de 2019, impulsadas por el crecimiento en el Permian y Guyana.

En respuesta a las condiciones del mercado, ExxonMobil anunció que está reduciendo los gastos de capital de 2020 en un 30% y los gastos operativos en efectivo en un 15%. Se espera que el Capex sea ahora de aproximadamente 23.000 millones de dólares para el año, por debajo de la orientación previamente anunciada de 33.000 millones de dólares.

“El COVID-19 ha tenido un impacto significativo en la demanda a corto plazo, lo que ha dado lugar a un exceso de oferta en los mercados y a una presión sin precedentes en los precios de las materias primas y los márgenes», dijo Darren W. Woods, presidente y director ejecutivo. 

Este año, ExxonMobil reducirá los gastos de capital de 2020 en un 30% y los gastos operativos un 15%.

La petrolera destacó que los precios del crudo se debilitaron considerablemente durante el trimestre, lo que refleja una combinación sin precedentes de exceso de oferta y los efectos de COVID-19 en la demanda mundial.

Exxon, además, registró un crecimiento dela producción en el Permian del 56% desde el primer trimestre de 2019.

En una conferencia telefónica con analistas, Woods estimó que este año la producción de petróleo global bajará entre 4 y 12 millones de barriles diarios respecto a 2019, y opinó que los recortes anunciados por la OPEP y sus socios son «insuficientes para compensar la pérdida de la demanda».

Recortes de producción

Caso contrario fue el de Chevron, la segunda petrolera estadounidense detrás de Exxon, que aumentó casi un 36% su beneficio respecto al primer trimestre de 2019, hasta 3.599 millones de dólares, reforzada por la venta de activos de producción y exploración en Filipinas, beneficios fiscales de su negocio de extracción de hidrocarburos y efectos del cambio de divisa.

No obstante, la firma con sede en la localidad de San Ramón (California) disminuyó su facturación un 10,5 %, hasta los 31.501 millones, y advirtió de que la caída de los precios del crudo provocada por la pandemia va a «deprimir» sus resultados financieros.

La petrolera anunció que, como consecuencia de la crisis, recortará 2.000 millones más de lo previsto sus gastos de capital, hasta situarlo en 14.000 millones, y previó que los gastos operativos para el conjunto del año disminuyan en unos 1.000 millones.

Chevron, que produjo 3,24 millones de barriles diarios en el primer trimestre, un 6 % más interanual, también anunció que recortará su producción en el segundo trimestre; hasta 300.000 barriles diarios en mayo y 400.000 en junio.

Leave a Response