OIL & GAS

Halliburton anunció un recorte de gastos del 33% tras perder u$s 1.000 millones

La compañía presentó los resultados del primer trimestre del año, que se vieron impagados por la caída del precio del petróleo.

Halliburton anunció hoy que recortará gastos, salarios y puestos de trabajo por 800 millones de dólares, un 33% ciento con respecto al año pasado, tras registrar pérdidas por 1.000 millones de dólares en el primer trimestre de 2020.

Jeff Miller, presidente y director ejecutivo de la compañía, indicó que la “industria se enfrenta al doble impacto de una caída masiva en la demanda mundial de petróleo junto con una sobreoferta resultante. En consecuencia, esperamos que la actividad en América del Norte disminuya drásticamente durante el segundo trimestre y permanezca deprimida hasta fin de año, afectando a todas las cuencas. A nivel internacional, creemos que los cambios de actividad no serán uniformes en todos los mercados”.

“Estamos tomando medidas rápidas para reducir los gastos generales y otros costos en aproximadamente u$s 1 mil millones, reducir los gastos de capital a u$s 800 millones y mejorar el capital de trabajo”, dijo el presidente de Halliburton, Jeff Miller.

“Hemos pasado por recesiones antes. Sabemos qué hacer y ejecutaremos en función de esa experiencia. Estamos tomando medidas rápidas para reducir los gastos generales y otros costos en aproximadamente u$s 1 mil millones, reducir los gastos de capital a u$s 800 millones y mejorar el capital de trabajo”, aseguró el directivo.

Menos ingresos por la caída del shale

Los ingresos de completación y producción de pozos en el primer trimestre de 2020 fueron de u$s 3 mil millones, un 19% menos en comparación con el mismo periodo de 2019, mientras que los ingresos operativos fueron de u$s 345 millones, con una disminución de 6%. Estos resultados se debieron principalmente a la baja actividad y precios de bombeo a presión y a la reducción de las ventas de herramientas de terminación en América del Norte, parcialmente compensados ​​por una mayor actividad de cementación y ventas de herramientas de terminación en el hemisferio oriental.

Los ingresos de perforación y evaluación fueron de u$s 2,1 mil millones, similares al año anterior, mientras que los ingresos operativos fueron de $ 217 millones y crecieron 76% por la mayor actividad para los servicios relacionados con la perforación en el Mar del Norte y Asia, que compensó con creces la reducción de la actividad y los precios de las líneas de servicio de múltiples productos en América del Norte y América Latina.

La mayor baja de la actividad de Halliburton en el sur del continente se produjo en Argentina, por la caída de las etapas de fractura producto del freno al desarrollo de Vaca Muerta.

En Estados Unidos, el negocio del shale, que ya se venía resquebrajando por la falta de rentabilidad y alto endeudamiento de las operadoras chicas, fue herido de muerte por el desplome mundial del precio del crudo. La cantidad de equipos de fractura desplegados en los campos petroleros se redujo en un 21% la semana pasada a 147, cerca del mínimo histórico alcanzado a fines de 2016, según la firma de investigación y análisis de datos Primary Vision. El recuento total cayó un 56% este año.

La mayor baja de la actividad de Halliburton en el sur del continente se produjo en Argentina, por la caída de las etapas de fractura producto del freno al desarrollo de Vaca Muerta que se comenzó a sentir en agosto del año pasado, cuando el gobierno de Mauricio Macri congeló los precios de los combustibles y del petróleo tras perder las elecciones primarias.

La situación se complico aún más por la pandemia del coronavirus. A nivel global, la demanda de productos y servicios de la compañía está disminuyendo a medida que sus clientes revisan sus presupuestos de capital a la baja y ajustan sus operaciones en respuesta a los precios más bajos del petróleo. Además, Halliburton enfrenta desafíos logísticos, que incluyen el cierre de fronteras, restricciones de viaje y la incapacidad de viajar a ciertas instalaciones y sitios de trabajo.

Halliburton mantuvo su dividendo, a diferencia del recorte del 75% de su rival Schlumberger, que la semana pasada anunció pérdidas por 7.376 millones de dólares.  

Fundada en 1919, Halliburton es uno de los mayores proveedores mundiales de productos y servicios para la industria energética. Tiene aproximadamente 50.000 empleados en más de 80 países.

Leer más: Impacto del coronavirus: Schlumberger perdió u$s 7.376 millones

Comentarios

Leave a Response