ENERGÍA

AIE advierte la mayor caída histórica de las inversiones energéticas

El organismo asegura que este año la inversión global caerá en u$s 400 mil millones. El sector más golpeado será el de los yacimientos petroleros no convencionales.

El petróleo es uno de los sectores de la energía más afectados por el coronavirus.

La pandemia de Covid-19 puso en marcha la mayor caída en la inversión mundial en energía de la historia, y se espera que el gasto se desplome en todos los principales sectores este año, desde los combustibles fósiles hasta las fuentes renovables y la eficiencia, aseguró la Agencia Internacional de Energía (AIE) en un informe publicado hoy.

La disminución es inédita tanto en su escala como en su rapidez, con serias implicaciones potenciales para la seguridad energética y las transiciones hacia las energías limpias.

A principios de 2020, la inversión energética global estaba en camino de un crecimiento de alrededor del 2%, lo que habría sido el mayor aumento anual en el gasto en seis años. Pero después de que el coronavirus detuviera grandes sectores de la economía mundial, ahora se espera que la inversión global se desplome en un 20%, o casi 400 mil millones de dólares, en comparación con el año pasado, según india la AIE.

El mayor impacto lo tendrá la industria del shale, que ya estaba bajo presión. La confianza de los inversores y el acceso al capital ahora se ha agotado: se prevé que la inversión en yacimientos no convencionales disminuya un 50% en 2020.

«La caída histórica en la inversión energética global es profundamente preocupante por muchas razones», dijo Fatih Birol, Director Ejecutivo de la AIE. “Significa hoy la pérdida de empleos y oportunidades económicas, así como la pérdida de suministro de energía que podríamos necesitar mañana una vez que la economía se recupere. La desaceleración del gasto en tecnologías clave de energía limpia también corre el riesgo de socavar la muy necesaria transición a sistemas de energía más resistentes y sostenibles «.

La evaluación de tendencias del informe de World Energy Investment 2020 en lo que va del año se basa en los últimos datos de inversión disponibles y anuncios de gobiernos y empresas a mediados de mayo, el seguimiento del progreso en proyectos individuales, entrevistas con figuras e inversores líderes de la industria, y análisis más reciente de toda la AIE.

Derrumbe del shale

Se espera que la inversión mundial en petróleo y gas disminuya en casi un tercio en 2020. El mayor impacto lo tendrá la industria del shale, que ya estaba bajo presión, y la confianza de los inversores y el acceso al capital ahora se ha agotado: se prevé que la inversión en yacimientos no convencionales disminuya un 50% en 2020.

Al mismo tiempo, muchas compañías petroleras nacionales ahora están desesperadamente sin fondos.

El gasto del sector eléctrico está en camino a disminuir en un 10% este año, con señales preocupantes para el desarrollo de sistemas de energía más seguros y sostenibles.

La inversión en energías renovables ha sido más resistente durante la crisis que los combustibles fósiles, pero el gasto en instalaciones solares por parte de hogares y empresas se ha visto fuertemente afectado y las decisiones finales de inversión en el primer trimestre de 2020 para nuevos proyectos eólicos y solares a escala de servicios públicos se redujeron a niveles de hace tres años.

La eficiencia energética, otro pilar central de las transiciones de energía limpia, también está sufriendo. Se estima que la inversión estimada en aplicaciones de eficiencia y uso final disminuirá entre un 10 y un 15% a medida que las ventas de vehículos y la actividad de construcción se debiliten y el gasto en electrodomésticos y equipos más eficientes se reduzca.

Leave a Response