OIL & GAS

La AIE no espera que la vacuna contra el Covid-19 salga al rescate del petróleo

La Agencia Internacional de Energía bajó el pronóstico de demanda para este año, aunque mejoró las perspectivas para 2021. Vuelven a bajar los precios del crudo.

La Agencia Internacional de Energía (AIE) aseguró hoy que es improbable que la demanda mundial de petróleo obtenga un impulso significativo de la distribución de vacunas contra el COVID-19 hasta bien entrado el 2021, una advertencia que puso fin a la racha positiva de los precios del crudo de esta semana. Además, bajó el pronóstico de demanda para este año.

“Es demasiado pronto para saber cómo y cuándo permitirán las vacunas volver a la vida normal. Por ahora, nuestros pronósticos no anticipan un impacto significativo para el primer semestre del 2021”, dijo la agencia con sede en París en su reporte mensual.

“El panorama tenue de la demanda y el incremento de la producción en algunos países sugiere que los actuales fundamentos están muy débiles para ofrecer un apoyo firme a los precios”, indicó.

Los precios del crudo Brent perdían 0,41% a 43,62 dólares el barril en las operaciones en Londres, cortando una serie de tres días de ganancias aceleradas.

Si bien bajó los pronósticos de demanda para este año, la AIE mejoró las perspectivas para 2021.

La agencia revisó a la baja su previsión de consumo mundial de crudo para 2020, al calcular que la demanda caerá en 8,8 millones de barriles diarios (mb/d), frente a su anterior estimación de un retroceso de 8,4 mb/d, como consecuencia de los rebrotes y la introducción de nuevas restricciones en Europa y Estados Unidos.

Al contrario, la agencia mejoró su expectativa para 2021, cuando anticipa un crecimiento de 5,8 mb/d en comparación con los niveles de consumo previstos para este año, frente a su estimación de octubre de un repunte de 5,5 mb/d.

Inventarios

Aunque destacó que las naciones OCDE habían producido una baja modesta de los inventarios de crudo en dos meses consecutivos a septiembre, la AIE dijo que los niveles de almacenamiento aún no están lejos de sus máximos alcanzados en mayo, en el punto más álgido de la pandemia de coronavirus.

El organismo apuntó al resurgimiento de las infecciones por COVID-19 en Europa y Estados Unidos y las renovadas órdenes de confinamiento al revisar a la baja su perspectiva de la demanda mundial de petróleo en 2020 en 400.000 barriles por día (bpd) en comparación con su última estimación.

El panorama se iluminó en parte por una mejoría de las expectativas para China e India, donde la AIE elevó su pronóstico de demanda. Aún así, la proyección no está asumiendo que habrá nuevas olas de la pandemia.

La agencia revisó al alza su pronóstico para el crecimiento de la demanda de crudo en 2021, pero la cifra de todas formas representa una baja de 3 millones de bpd respecto a los niveles prepandémicos del 2019.

“Dado que es poco probable que una vacuna Covid-19 salga al rescate del mercado mundial del petróleo durante algún tiempo, la combinación de una demanda más débil y un suministro de petróleo en aumento proporciona un telón de fondo difícil para la reunión de los países de la OPEP + que tendrá lugar el 1 de diciembre”, aseguró.

Fuente: Reuters

Comentarios

Leave a Response