OIL & GAS

La estatal IEASA llama a licitación pública por el área Aguada del Chañar

El bloque tiene una concesión convencional por 35 años con un compromiso de inversión de 10 millones de dólares.

La empresa estatal nacional IEASA (ex Enarsa) convocó a Licitación Pública para la cesión de las concesiones de explotación convencional, explotación no convencional y transporte de hidrocarburos del área Aguada del Chañar, en la provincia de Neuquén.

IEASA tiene el 100% de la titularidad de las concesiones otorgadas por la Provincia de Neuquén para la explotación convencional (por 25 años, hasta 2039, con opción de extenderla 10 años más), no convencional (por 35 años, hasta 2053) y transporte de gas natural (por 35 años, hasta 2053). 

El lote Aguada del Chañar contiene dos yacimientos: Loma Colorada (gas) y Bosque Chañar (petróleo). Se ha documentado la existencia de hidrocarburos en cuatro formaciones, tres de las cuales contienen recursos convencionales (Lotena, Sierras Blancas y Vaca Muerta naturalmente fisurado), mientras la cuarta, Punta Rosada, es de características tight. A la fecha se han perforado 9 pozos.

IEASA contrató a la consultora Gaffney, Cline & Associates para que realice una evaluación de los recursos convencionales y no convencionales existentes en el lote, la cual estará disponible para los interesados en el Data Room a partir del 15 de marzo.

La concesión cuenta con un compromiso de inversión en exploración de hidrocarburos no convencionales por 10 millones de dólares presentado por IEASA a la Provincia del Neuquén, con un plazo de ejecución con vencimiento en octubre 2020.

La transacción incluye la venta de las instalaciones de superficie existentes en el área, las cuales consisten principalmente en una planta de tratamiento de gas, un gasoducto de 42 km que conecta dicha planta con las instalaciones de YPF en Loma Campana y una batería que incluye 3 tanques de almacenaje de petróleo de 160 m3 cada uno.

IEASA encarará el proceso mediante una licitación pública Nacional e Internacional, cuyo procedimiento será previsto en el pliego de bases y condiciones.

La historia de la actividad en Aguada del Chañar se remonta al año 2010, cuando la estatal Enarsa y la empresa provincial Gas y Petróleo del Neuquén (GyP) conformaron una UTE para extraer gas convencional, y sumar un equipo de perforación en tiempos en que la actividad petrolera había caído fuerte por la crisis financiera global.

Se acordó que la inversión estaría a cargo de la empresa nacional, mientras que la petrolera provincial aportaría el 50% del área y, a través del sistema de carry, pagaría la mitad de la inversión que le correspondía con la producción  del bloque. Pero los pozos resultaron pobres y GyP acumuló una millonaria deuda con Enarsa. El año pasado, se llegó a un acuerdo mediante el cual la firma neuquina saldó su deuda con el traspaso de sus derechos sobre el bloque. 

Leave a Response