OIL & GAS

Llega a Neuquén un equipo para perforar los pozos más largos de Vaca Muerta

AESA importará una unidad de snubbing construida por la empresa DWS de EE.UU. que tulizará YPF para perforar Rams laterales más extensas.

La unidad de snubbing AESA SO1 comenzará a operar en el segundo semestre de 2020.

La empresa de servicios AESA, subsidiaria de YPF, traerá a Neuquén un equipo de perforación de última tecnología fabricado por la compañía estadounidense DWS (Deep Well services) que permitirá realizar los pozos de rama lateral más largos de Vaca Muerta.

En búsqueda de alternativas que aportaran la eficiencia en las operaciones que permitieran disminuir el ciclo de tiempo de trabajo y los costos operativos, AESA e YPF llevaron a cabo un relevamiento en el mercado de los plays no convencionales de los EE.UU. y dieron con los equipos denominados snubbing. 

Según explicaron desde la compañía de servicios, el coiled tubing, herramienta usada habitualmente para la perforación, experimenta un fenómeno conocido como “buckling” en recorridos largos, es decir la sarta de perforación en ocasiones se “pandea” dificultando el avance de las herramientas. En cambio, las unidades de snubbing -diseñadas para trabajar en pozos con presión y laterales largos- tiene la capacidad de montar y desmontar cañerías en mucho menos tiempo que un equipo de torre convencional.

El equipo snubbing AESA SO1 permitirá superar el límite de los 3.000 metros de rama lateral. 

Innovación

“La mayor duración de los trabajos de intervención, a medida que aumentaban los metros perforados y características técnicas de las formaciones, requerían soluciones innovadoras. Las unidades de snubbing evolucionaron con la incorporación de poderosos mecanismos hidráulicos (HCU – Hydraulic Completion Units ) convirtiéndose en una herramienta eficiente en la industria del petróleo y del gas para intervenir perforaciones”, señalaron desde AESA.

las unidades de snubbing -diseñadas para trabajar en pozos con presión y laterales largos- tiene la capacidad de montar y desmontar cañerías en mucho menos tiempo que un equipo de torre convencional.

Y agregaron que los equipos tienen capacidad de proveer una amplia variedad de servicios ya que una unidad de snubbing es un equipo hidráulico preparado para las exigencias de altas presiones, una cuestión crítica para el desarrollo de formaciones no convencionales.

Los HCU usan sistemas hidráulicos comparables a los equipos de torre, aunque se desempeñan con mayor eficiencia. El impacto asociado a la ocupación de equipos e instalaciones (“footprint”) es un 50% menor y pueden usarse en locaciones de cualquier tamaño y configuración. 

El equipamiento se ubica directamente sobre la cabeza del pozo y requiere espacio limitado para equipos de apoyo dando a los operadores la opción de reingreso para seguir perforando en locaciones con pozos e infraestructura existente. El diseño compacto simplifica la conexión y reduce la exposición del personal.

Adicionalmente, esta unidad permite realizar tareas de pesca, bajada de instalaciones finales, limpieza y cementado, entre otros trabajos.

Ventajas

La unidad de snubbing AESA SO1 será utilizada en el rotado de tapones, aunque tiene además capacidad para perforar, “pescar” o lo que la operación requiera. La ventaja es que esta unidad no tiene límite en la extensión lateral a intervenir e incrementa la eficiencia en el transporte de restos de materiales del pozo con mayor velocidad, flujo continuo y mayor caudal y eficiencia operativa. 

Esta tecnología ha alcanzado con éxito la profundidad total y terminación de los cinco pozos onshore más largos de América del Norte, explicaron desde AESA.

El equipo será trasladado a Neuquén donde se montará para una etapa de capacitación y entrenamiento, con la expectativa de iniciar trabajos en campo en el segundo semestre del año.

Con una fuerte cultura orientada a la seguridad, DWS es la única empresa de servicios de snubbing que obtuvo la certificación API Q2, el estándar más exigente de la industria.

El equipo fabricado en Estados Unidos completó recientemente la prueba técnica FAT (Factory Acceptance Test) en la que el equipo se revisa e inspecciona en su totalidad y se evalúa el funcionamiento de acuerdo con especificación de cada una de sus partes. Luego será trasladado a Neuquén donde se montará para una etapa de capacitación y entrenamiento con la expectativa de iniciar trabajos en campo en el segundo semestre del año.

Leave a Response