OIL & GAS

Martínez señaló que habrá “una transición tarifaria” en 2021

El secretario de Energía aseguró que habrá una salida "gradual" del congelamiento y que las tarifas se alinearán a la inflación. Se reunirá con los gobernadores de la OFEPHI por el precio del barril de petróleo.

El secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez, aseguró que el nuevo Plan Gas que lanzó ayer el presidente Alberto Fernández en Neuquén brinda “previsibilidad” a las inversiones, y que en materia tarifaria el 2021 será “un año de transición”, en el cual se saldrá de forma gradual del congelamiento. Adelantó que la semana próxima comenzará una ronda de reuniones con los gobernadores de la OFEPHI para analizar los pasos a seguir con el precio interno del barril de petróleo.

En diálogo con Patagonia Shale, el funcionario nacional destacó que “en medio de la incertidumbre global por la pandemia de coronavirus, que el Presidente presente un Plan de estas características es una buena señal para la industria”.

Indicó que la diferencia del denominado Plan de Promoción de la Producción de Gas Argentino con el esquema que había elaborado el Ministerio de Producción está en la baja del precio tope que podrán ofertar las petroleras, de 3,70 dólares el millón de BTU, y que durará hasta 2023, el fin de la actual gestión, con opción a continuar un año más. Además incorpora el control de las inversiones que deberán realizar las compañías beneficiarias y de la obligación de incorporar valor agregado nacional “de forma gradual, lenta, pero creciente en el tiempo”.

Se incluirá a las carteras de Producción, Ciencia y Tecnología para trabajar en la cadena de valor de la industria y al Banco Nación para incorporar líneas de financiamiento.

Martínez indicó que se están ultimando los detalles del decreto y los anexos que se publicarán la semana próxima para lanzar la convocatoria para la subasta de un bloque de 70 millones de m3 diarios de gas destinados a abastecer a la demanda prioritaria (generación térmica, domicilios, comercios y pequeñas empresas). Además habrá un volumen adicional para cada invierno.

A perforar en noviembre

Señaló que es importante que “la actividad comience a moverse este año, en noviembre, para detener la caída de las curvas de producción”. El objetivo es que no haya que importar más cargamentos de GNL en el invierno 2021. “YPF ya está empezando a perforar gas con la activación de siete equipos”, señaló el secretario de Energía.

Martínez aseguró que las proyecciones del nuevo Plan Gas se hicieron bajo cálculos “conservadores”. El Estado aportará la brecha entre el precio resultante de la subasta y lo que pague la demanda.

Según las cifras difundidas por el Ministerio de Economía, el plan demandaría fondos del Tesoro por 5.062 millones de dólares, permitiría ahorrar divisas por 5.600 millones de dólares y recaudar 2.525 millones en concepto de impuestos que paga la actividad.

Las proyecciones fueron elaboradas en base a un precio de subasta de gas de 3,70 dólares el MBTU, de los cuales hoy la demanda paga 2,30 dólares MBTU, en un escenario de tarifas congeladas, y al tipo de cambio incluido en el Presupuesto Nacional.

Por lo tanto, los fondos que aporte el Tesoro para sostener el plan pueden variar si hay aumentos tarifarios y si la competencia entre las empresas arroja un precio del gas más bajo.

De todas formas, la suerte del esquema estará condicionada por la cotización del dólar.

“Hay incentivos, como la prioridad de exportación en firme a países vecinos como Chile para las empresas que ofrezcan los precios más bajos”, señaló Martínez.

Consultado acerca de las deudas que el Estado mantiene con las productoras, el funcionario indicó que están comenzando a cancelarse, y que el objetivo es que las empresas que mantienen litigios por el pago de la Resolución 46 retiren las demandas a cambio de sumarse al nuevo plan.

“Con respecto a la deuda por la Resolución 1053, estamos a la espera de lo que suceda con el proyecto en el Congreso”, dijo, en relación al proyecto que busca anular la norma mediante la cual Estado asumió las Diferencias Diarias Acumuladas (DDA) en 2018 entre las distribuidoras y productoras de gas, a causa de la brusca devaluación de ese año. Se trata de unos 400 millones de dólares.

“Estamos pensando 2021 como un año de transición para buscar una salida gradual hacia la nueva Revisión Tarifaria Integral (RTI) de 2022”, dijo el secretario de Energía.

Tarifas atadas a la inflación

Acerca de las tarifas de gas y electricidad, Martínez indicó que el congelamiento se mantendrá hasta fin de año y que se trabajará en un esquema con los entes reguladores para actualizarlas en los primeros meses de 2021. El lineamiento que manejan los funcionarios es que las tarifas comiencen a acompañar la evolución de la inflación.

Estamos pensando 2021 como un año de transición para buscar una salida gradual hacia la nueva Revisión Tarifaria Integral (RTI) de 2022”, dijo el secretario de Energía.

Precio del barril criollo

Por otro lado, indicó que el precio interno del petróleo sigue liberado tras superar el periodo de 10 días seguidos en el que el Brent estuvo por encima de los 45 dólares que marca el decreto que reinstaló el “barril criollo”. “Salvo por el precio, el resto del decreto sigue vigente, con la baja de retenciones a las exportaciones, por ejemplo”, agregó Martínez.

Comentó que en los próximos días comenzará a reunirse con los gobernadores que integran la Organización de Estados Productores de Hidrocarburos (OFEPHI) para analizar el tema.

Señaló que el mandatario neuquino Omar Gutiérrez le pidió que vuelva a regir el precio interno de 45 dólares sobre el cual se calculan las regalías, ya que hoy se están liquidando al valor que negocian las refinadoras y las productoras.

“Hay que hablar con todos los actores, pero lo importante es tener reglas claras”, aseveró el funcionario nacional.

Comentarios

Leave a Response