OIL & GAS

Advierten complicaciones para las petroleras que tienen deudas en dólares

Es por el congelamiento de los combustibles y el petróleo, aunque aún el refinanciamiento es manejable, según Moody´s. La calificadora destaca que el petróleo Escalante queda mejor posicionado que el shale oil de Vaca Muerta.

La calificadora de riesgo Moody’s señaló que el congelamiento de los precios del petróleo y los combustibles dispuesto por el gobierno de Mauricio Macri debilita la liquidez de las empresas productoras y refinadoras porque reducirá su flujo de efectivo y, por lo tanto, su capacidad de pagar deuda denominada en dólares.

A raíz de la decisión Nación, el tipo de cambio actual de $58 por dólar, el precio de referencia local para el petróleo se redujo un 28% con respecto al internacional, es decir unos 13 dólares menos, y se ubica en torno a los 46 dólares el barril.

“Debido a que el peso argentino ha caído hasta un 22% frente al dólar, la política comprime los márgenes en términos de dólares estadounidenses, solo parcialmente compensados ​​por menores costos denominados en pesos. Esto reduce la generación de efectivo de las empresas en términos de dólares estadounidenses y aumenta el riesgo de tipo de cambio porque la mayor parte de su deuda está denominada en dólares estadounidenses”, indica un informe difundido hoy por Moody’s. .

Deuda en dólares

La calificadora indica que las tres refinadoras más grandes del país, YPF, Raízen Argentina y Pan American Energy, tienen deuda denominada en moneda extranjera. “Aunque esperamos un cierto deterioro en su liquidez general en 2019, las necesidades de refinanciamiento corporativo a corto plazo son moderadas y manejables. Esto se debe a que la mayoría de sus obligaciones de deuda a corto plazo se relacionan con la deuda de capital de trabajo que puede transferirse fácilmente y también tienen la mayor parte de su efectivo en dólares estadounidenses”, señala la calificadora.

Y destaca que tanto YPF como PAE aseguraron recientemente una nueva deuda que fortalece su liquidez. La petrolera bajo control estatal emitió u$s 500 millones en pagarés con vencimiento en 2029 y Pan American Energy, obtuvo una cifra similar en préstamos a largo plazo a través de instituciones financieras internacionales. 

“Aunque una congelación temporal del precio del crudo no pone en peligro de inmediato los proyectos petroleros de Vaca Muerta, el cambio repentino en el mercado y la incertidumbre sobre la futura política económica reducirán la confianza de los inversores y pueden obstaculizar las perspectivas de crecimiento para la producción de petróleo no convencional a largo plazo”, pronostica Moody’s.

Ventaja para el Escalante

Moody’s describe que Nación congeló el precio del crudo que se entregará a las refinerías locales, por lo cual, mientras la demanda local de crudo esté completamente satisfecha, las exportaciones no se verán afectadas por la medida. 

Menciona que mientras que el crudo ligero (Medanito) solo se vende en el mercado interno, la producción de crudo pesado Escalante excede la capacidad de refinación local y el saldo se exporta. 

Tecpetrol, que tiene una producción de un mix de 80% gas y 20% de crudo, produce petróleo Escalante principalmente para exportación. Como refinador, Raízen Argentina compra la mayor parte de sus requerimientos de crudo a Shell, pero ni YPF ni PAE venden crudo a terceros nacionales. 

YPF utiliza toda su producción para operar sus tres refinerías, e incluso compra el 20% del petróleo que consume a otras empresas. Alrededor del 57% de la producción de petróleo de PAE se utiliza en su refinería de Campana, mientras que el resto del petróleo Escalante lo vende al exterior.

Dudas en Vaca Muerta

“Aunque una congelación temporal del precio del crudo no pone en peligro de inmediato los proyectos petroleros de Vaca Muerta, el cambio repentino en el mercado y la incertidumbre sobre la futura política económica reducirán la confianza de los inversores y pueden obstaculizar las perspectivas de crecimiento para la producción de petróleo no convencional a largo plazo”, pronostica Moody’s.

Y agrega que “Es probable que las compañías reduzcan el gasto de capital para preservar el efectivo, dada la menor rentabilidad esperada en el período y también pueden reconsiderar la viabilidad de proyectos no convencionales que están cerca del punto de equilibrio o en pérdidas a los nuevos niveles de precios locales”. 

La calificadora de riesgo considera que un precio del crudo local que se ubique entre los 40 y 45 dólares el barril, dependiendo de la calidad del crudo y el tipo de cambio, está muy cerca del precio de equilibrio promedio que hace rentable Vaca Muerta. 

YPF declaró que el break even en Vaca Muerta se ubica en torno a los 35 y 40 dólares en las zonas con mayor desarrollo. “Por lo tanto, algunos proyectos de petróleo crudo de la compañía pueden posponerse hasta que haya más claridad sobre la futura política energética del país”, dice Moody´s. 

Leave a Response