OIL & GAS

Neuquén rechaza el subsidio al petróleo: recaudaría sólo $60 millones por mes

El ministro de Energía, Alejando Monteiro, dijo que la medida sólo permitiría recuperar el 10% de lo que pierde la provincia por el congelamiento.

Monteiro ratificó que Neuquén mantendrá su reclamo ante la Corte Suprema de Justicia.

El ministro de Energía de Neuquén, Alejandro Monteiro, aseguró que “el gobierno nacional sigue sin entender las implicancias negativas” del congelamiento del precio del petróleo por 90 días, y rechazó la implementación de un subsidio de 116 pesos por barril dispuesta ayer por resolución.

Monteiro indicó que esa compensación, establecida por Nación para el mes de septiembre, significa para la Provincia ingresos por 60 millones de pesos, apenas el 10% de los 600 millones de pesos mensuales que pierde por la pesificación del crudo. 

El funcionario provincial explicó que “se venía conversando respecto de distintas alternativas, una de las cuales fue el Decreto 601 que liberó el mercado mayorista, y eso permitió mejorar el precio del crudo, pero que es insuficiente para poder dar señales de certidumbre a las empresas que están invirtiendo en nuestro país”, y recordó que las mismas petroleras habían rechazado la propuesta del subsidio. 

«Cuando no hay seguridad jurídica para las inversiones, los fondos muchas veces se van a otros países», dijo el ministro de Energía de Neuquén.

“Se habló de tratar de ir mejorando el precio del crudo, no recibir subsidios, entonces seguimos manifestando que no hay una comprensión total del daño que se está haciendo a este polo de desarrollo económico, industrial que es Vaca Muerta, y que hemos venido construyendo en los últimos tres años y medio, y en este último mes, estamos dando las señales negativas”, indicó Monteiro en declaraciones a LU5.

Cuando no hay seguridad jurídica para las inversiones, los fondos muchas veces se van a otros países, y eso un poco es lo que puede estar sucediendo en ese momento”, agregó.

Rechazo

Tanto las productoras, sobre todo las no integradas, como las provincias de Neuquén y Río Negro, rechazan la aplicación del subsidio por ser insuficiente, de apenas dos dólares al tipo de cambio actual, cuando la diferencia entre el barril en el mercado interno y el internacional ya ronda los 60 dólares. Además no confían en que Nación pueda hacer frente a la compensación por la delicada situación financiera que atraviesa el país. 

A cambio de aceptar el subsidio, tanto las provincias como las empresas deben desistir sus reclamos judiciales, lo cual fue rápidamente descartado por Neuquén y Río Negro.  

Leave a Response