OIL & GAS

Pampa Energía aumentó la producción y triplicó las reservas en Vaca Muerta

La compañía registró una baja del 7% del EBITDA ajustado en el cuatro trimestre de 2022. Incrementó la producción petrolera y triplicó las reservas en el shale.

Pampa Energía registró en el cuarto trimestre de 2022 una caída del 7% en el EBITDA ajustado (ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización) en relación al mismo periodo de 2021, pese a que tuvo un sólido desempeño operativo en todos los segmentos de su negocio, incluyendo un incremento de producción y de reservas en Vaca Muerta.

De acuerdo al Informe de Resultados del 4T de 2022 de la compañía, el EBITDA ajustado fue de US$183 millones, explicado por disminuciones del 74% en el segmento holding (Transener y TGS) y 19% en generación eléctrica, los cuales fueron parcialmente compensados por subas del 57% en petróleo y gas y 68% en petroquímica.

A su vez, registró un aumento interanual del 10% en las ventas, que alcanzaron los US$448 millones, explicados por mejores precios de gas natural y mayores ventas de productos petroquímicos y de energía base.

La deuda neta del grupo empresarial continuó en descenso, hasta alcanzar los US$913 millones, con un ratio de endeudamiento neto de 1,2x.

En términos operativos, en el segmento del oil & gas la empresa tuvo un importante crecimiento. En el 4T22 suproducción global de hidrocarburos alcanzó los 61,6 mil barriles equivalentes por día -kboe/día- (+6% vs. 4T21 pero -10% vs. 3T22 por estacionalidad).

La producción de gas fue de 9,5 millones de m3/día (+6% vs. 4T21 y -11% vs. 3T22), principalmente explicado por el mayor volumen de entregas comprometidas bajo el Plan Gas.Ar, compensado por menos exportaciones a Chile.

El Mangrullo registró 6,9 millones de m3/día (+9% vs. 4T21 y -15% vs. 3T22), conformando el 72% de la producción total de gas de la compañía. Dicho aumento fue parcialmente compensado por menor actividad y declino natural en Rincón del Mangrullo.

En Río Neuquén y Sierra Chata, la producción fue similar en términos interanuales, pero comparado con el trimestre anterior, Río Neuquén aumentó 5% sus entregas mientras que Sierra Chata se redujo en un 10% por estacionalidad en la demanda.

El precio obtenido por el gas gas en 4T22 fue de US$3,9/MBTU (+24% vs. 4T21 pero -20% vs. 3T22 por estacionalidad), principalmente traccionado por las exportaciones, cuyos precios son superiores a los domésticos, y en menor medida, una ligera suba en el segmento industrial.

La producción de petróleo de Pampa alcanzó los 5,7 kbbl/día en el 4T22, un 10% más en relación al mismo periodo de 2021. El 83% de ese volumen fue destinado al mercado doméstico. Aumentó la producción de los yacimientos Gobernador Ayala, Los Blancos y Río Neuquén, compensada por una leve caída en El Tordillo. El precio logrado subió 14% en términos interanuales a US$66,9 por barril, explicado principalmente por la suba de la referencia internacional Brent y mejora en los precios locales.

Crecen las reservas de Vaca Muerta

Las reservas probadas (P1) de Pampa a fin del ejercicio 2022 ascendieron a 179 millones de boe, 14% por encima de los 157 millones de boe registrados al cierre del ejercicio 2021. Este incremento se explica principalmente por la mayor cuantificación de reservas shale provenientes de la formación Vaca Muerta, en particular gracias a los resultados de los pozos piloto en los bloques El Mangrullo y Sierra Chata.

Durante 2022, la compañía triplicó el volumen certificado en el shale a 44 millones de boe, constituyendo el 24% de las reservas P1. Las adiciones de tight gas corresponden principalmente a El Mangrullo y en menor medida, a Río Neuquén. El índice de reposición de reservas ascendió a 2 y la vida promedio fue de 8 años aproximadamente. Asimismo, 94% está clasificado como reserva de gas natural y el 6% de petróleo.

En cuatrimestre analizado, las ventas del segmento de petróleo y gas crecieron 30% en relación al mismo periodo de 2021, principalmente por los altos precios de exportación de gas a Chile y mayores volúmenes comercializados de gas y petróleo, parcialmente compensados por menor volumen de gas exportado.

El EBITDA ajustado del segmento de petróleo y gas fue de US$72 millones en el 4T22, un +57% más que en el mismo periodo de 2021, principalmente por el incremento de las entregas bajo el Plan Gas.Ar, la exportación de gas a Chile, y mayor producción y precios de petróleo.

A su vez, en el segmento del midstream, el grupo que controla TGS, informó que en febrero de 2023 la transportista habilitó parcialmente los trabajos de ampliación en la planta de Tratayén, donde se está instalando dos módulos para acondicionamiento de gas de 3,5 millones de m3/día cada uno. Se estima que la habilitación se completará durante el segundo trimestre de 2023. En consecuencia, la capacidad de acondicionamiento de esta planta ascenderá a un total de 15 millones de m3/día.

Comentarios

Leave a Response