OIL & GAS

Pereyra aseguró que el decreto 566 puede ser rechazado por el Congreso

Dijo que debe pasar por la bicameral y que el tratamiento "va a estar complicado porque se afecta a las provincias". Aunque hay pocas chances de que sea anulado. El gremio pedirá una apertura urgente de las paritarias.

El senador nacional y secretario general del Sindicato del Petróleo y Gas Privado, Guillermo Pereyra, aseguró que el decreto presidencial 566, que congela el precio de los combustibles y del petróleo por 90 días, tiene que pasar el filtro del Congreso.

La norma debe ser tratada por la Comisión Bicameral Permanente de Trámite Legislativo-DNI y el pleno de ambas cámaras. En este sentido, Pereyra adelantó que “va a estar complicado el tratamiento porque la norma afecta a las provincias”.

De todas formas, la medida estará vigente hasta que haya una definición del Congreso. Para ser derogado, el decreto debe ser rechazado tanto por el Senado como por Diputados, luego de que la Comisión Bicameral eleve su dictamen a ambas cámaras.

En los hechos, hay pocos antecedentes del rechazo del Congreso a un decreto presidencial, y por el contexto político actual será difícil que la bicameral consiga quórum para sesionar. Y si ello sucediera, mucho más complejo será lograr un consenso entre los legisladores para que el dictamen llegue al recinto.

El gremialista dio un discurso en el inicio de una asamblea de delegados ampliada que se realizó hoy al mediodía en el camping que tiene el sindicato en Neuquén capital ante las versiones de despidos y suspensiones. Algunas empresas dejaron trascender que levantarán equipos, aunque ninguna lo anunció oficialmente.

Pereyra señaló que “los dueños de los recursos son las provincias productoras” y que el gobierno nacional “confiscó lo que es nuestro”. Consideró que el congelamiento del barril de petróleo “es un atropello”.

El gremio pidió que el congelamiento de los combustibles líquidos se extienda a las tarifas del gas y electricidad domiciliaria y al GNL destinado a los taxis y remises.

Además anunció que pedirá la urgente apertura de la paritaria, que estaba prevista para octubre para revisar la actualización de los salarios. “No podemos esperar más”, dijo el gremialista. 

Luego de la asamblea, el sindicato difundió un documento en el alertó que «responderá enérgicamente con las empresas que despida trabajadores sin argumentos».

«No han sido los trabajadores los que rompieron los acuerdos firmados, por lo que instamos a las partes a que cumplan sus compromisos», agregó el gremio.

Además pidió que el congelamiento de los combustibles líquidos se extienda a las tarifas del gas y electricidad domiciliaria y al GNL destinado a los taxis y remises.

 

Leave a Response