OIL & GAS

Por el crecimiento de sus socios, GyP cerrará 2019 con el doble de producción

Es por el pase a desarrollo de aéreas de Exxon y Shell. La empresa ya empieza a pagar las inversiones de sus socias.

La empresa provincial Gas y Petróleo del Neuquén (GyP) cerrará 2019 con una duplicación de su producción de hidrocarburos, de la mano del pase a desarrollo de bloques en Vaca Muerta de parte sus socios.

“Arrancamos el año con dos grandes noticias que fueron el pase a explotación plena de las áreas de Shell, Cruz de Lorena y Sierras Blancas, y Bajo del Choique y La invernada, de Exxon. De las 11 concesiones no convencionales, esos bloques pasaron a desarrollo lo que muestra la tendencia de crecimiento de nuestros activos”, señaló el presidente de la petrolera neuquina, Alberto Saggese.

GyP culminará el año con una producción asignable del orden de los 270 metros cúbicos diarios de petróleo y 300 mil m3 diarios de gas. Sin embargo, todo ese volumen de hidrocarburos no se traducirá en la misma proporción en ingresos para la empresa, porque ya comenzó a repagar las inversiones realizadas por sus socios en los contratos bajo el esquema de carry. Es decir las operadoras pagan la exploración y el desarrollo y la compañía provincial luego paga en especie el equivalente a su porcentaje de participación en el contrato (generalmente del 10%).

“GyP va a tener para la venta alrededor de 120 m3 de petróleo y 230 mil m3 de gas, lo cual hace muy rentable a la compañía”, indicó Saggese. El directivo señaló que el congelamiento de los precios del crudo los afecta igual que a otra petroleras “pero no ponen en riesgo los planes de producción”.

GyP busca poner en valor áreas sin actividad mediante el Plan Exploratorio Neuquén. Bajo ese esquema ya cerró siete contratos, el último con Capex por el bloque Parva Negra Oeste.

El incremento de producción se debe, fundamentalmente a la conexión de pozos perforados por sus socios en Vaca Muerta. “El año que viene será el inicio formal de producciones mucho mayores de Shell y Exxon. Si las cosas siguen en curso va a haber un salto cuantitativo en las inversiones”, consideró el presidente de GYP.

Sin embargo, si bien el futuro y el potencial de crecimiento están relacionados al desarrollo del shale, hoy uno de los activos que aporta la mayor cuota de producción para la petrolera provincial son los bloques de La Dorsal, operados por Oilstone. Se trata de sietes áreas marginales que recibió de YPF tras un canje de la participación de GyP en dos bloques donde Vaca Muerta es muy productiva.

“GyP va a tener para la venta alrededor de 120 m3 de petróleo y 230 mil m3 de gas, lo cual hace muy rentable a la compañía”, indicó Saggese.

“Este año La Dorsal no ha declinado gracias a los trabajos de work over y pulling, y sostener la producción en áreas maduras ya es algo muy importante”, comentó Saggese.

La petrolera estatal neuquina participa de 11 concesiones no convencionales, de las cuales están en etapa de desarrollo Bajo del Choique – La Invernada, donde el socio y operador es Exxon; y Cruz de Lorena, Sierras Blancas, Coirón Amargo Sur Oeste (Shell). Mientras que en fase de piloto se encuentran Aguada Federal (Wintershall), Coirón Amargo Sureste (Pan American Energy); Los Toldos I Norte (Tecpetrol), Los Toldos I Sur (Exxon), Los Toldos II Este (Tecpetrol); y Rincón la Ceniza y La Escalonada (Total y Shell).

Saggese señaló que esos pilotos “se están desarrollando con normalidad, todos los trabajos comprometidos se están cumpliendo dentro de los plazos” y que esperan que en breve haya “novedades del pase a comercialidad de alguno de esos proyectos”.

Además, hay cuatro áreas en fase inicial de exploración en Vaca Muerta, en los que GyP está asociada con empresas como Vista Oil & Gas, en el bloque Águila Mora; con Tecpetrol en Loma Ancha y Loma Ranqueles, y con Pampa Energía y Exxon en Parva Negra Este.

Buenos pozos en Mata Mora

Una de las áreas que este año comenzó a dar resultados esperanzadores para GyP es Mata Mora. Operado por la compañía Phoenix Global Resources, que tiene el 90% de participación, el bloque está ubicado en la zona más prolífica de Vaca Muerta, rodeado de importantes yacimientos shale como Sierras Blancas (Shell).

Phoenix perforó entre fines de 2018 y este año dos pozos con tasas de producción de hasta 1.000 barriles equivalentes de petróleo cada uno en en las pruebas iniciales, que se encuentran en periodo de prueba extendida.

Phoenix perforó dos pozos en Mata Mora. Por los buenos resultados, evalúa pedir a la Provincia la concesión no convencional del bloque.

Una vez que finalice ese periodo, la intención de la compañía es solicitar a la Provincia una concesión de desarrollo no convencional. De obtenerla, la empresa deberá comprometerse a perforar un proyecto piloto.

«Nos alientan los resultados iniciales de los dos primeros pozos horizontales no convencionales de la compañía en Mata Mora. Los pozos representan un hito importante en el desarrollo de Phoenix como una compañía no convencional de producción de petróleo y gas enfocada en Vaca Muerta y otros recursos no convencionales en Argentina”, indicó el chief operating officer de Phoenix, Javier Vallesi.

La perforación de ambos pozos de Mata Mora concluyó a principios de año y los pozos se completaron en el horizonte de La Cocina de la formación Vaca Muerta en junio. Cada uno tiene una sección lateral de 2.000 metros y fueron geodirigidos dentro de una venta de siete metros dentro de la formación shale. Se completaron simultáneamente utilizando el último diseño de fractura de alta densidad que se seleccionó específicamente en base a los aprendizajes de los pozos perforados por otros operadores en ubicaciones cercanas.

Especial para el suplemento +E de LM Neuquén

Leave a Response