ENERGÍA

Por la crisis, Moody´s bajó las calificaciones de 10 compañías energéticas

Se trata de empresas de servicios regulados, que fueron arrastradas por la caída de la nota soberana.

La calificadora de riesgo Moody’s bajó las notas de 10 compañías argentinas de servicios e infraestructura que operan en Argentina derivada de la caída de las calificaciones senior no garantizadas del Gobierno nacional a Caa2 desde B2 y de su colocación en revisión para una baja. Esta acción refleja los fuertes vínculos crediticios y la exposición de estas compañías a las regulaciones y al entorno operativo del país.

Los emisores y las calificaciones incluidas son Camuzzi Gas Pampeana; Distribuidora De Gas Cuyana; Naturgy Ban; MetroGas; Empresa Distribuidora de Electricidad Salta; Empresa Distribuidora Norte; Empresa Provincial de Energía de Córdoba; Albanesi; Transportadora de Gas del Sur e YPF Energía Eléctrica.

La baja de las calificaciones refleja la exposición y dependencia de estas compañías a Cammesa, su principal contratante.

Según Moody’s, “las calificaciones de las compañías de servicios regulados también incorporan incertidumbres en torno a la continuidad de las políticas, la coherencia de los marcos regulatorios y la suficiencia de las tarifas en adelante. El aumento de las críticas de los consumidores, la oposición política y las próximas elecciones llevaron a que el gobierno federal pospusiera el ajuste tarifario del segundo semestre de este año”. 

Mejor que Nación

Sin embargo, la baja de las calificaciones de las compañías reguladas a Caa1, un escalón por encima de la calificación soberana, refleja indicadores crediticios relativamente sólidas, bajo apalancamiento y liquidez suficiente, combinadas con cómodos perfiles de endeudamiento.

La medida refleja la exposición y dependencia de estas compañías a Cammesa (Compañía Administradora del Mercado Eléctrico), agencia controlada por el gobierno que supervisa el mercado eléctrico mayorista, como su principal contratante. 

También incorpora las presiones de liquidez y los desafíos a los que se enfrentan las compañías de este sector para financiar sus planes de expansión en un entorno económico más difícil, así como la posible falta de acceso a los mercados. 

Las compañías eléctricas también muestran perfiles crediticios más débiles debido al alto apalancamiento y a una liquidez más ajustada debido a las necesidades financieras que surgen de sus programas de inversión. 

Moody’s también bajó la nota de YPF S.A.por el default selectivo decidió por el gobierno nacional.

«La decisión  de bajar las calificaciones del gobierno de Argentina refleja la creciente expectativa de pérdidas para los inversores como consecuencia de una presión cada vez mayor en las finanzas del gobierno, reflejada recientemente en la decisión anunciada el 28 de agosto de postergar el pago de la deuda a corto plazo por un monto mayor a $8000 millones de dólares y de manifestar su intención de reestructurar parte de la deuda soberana a mediano y largo plazo», indicó la firma.

Leave a Response