OIL & GAS

Por primera vez, China abrirá el negocio petrolero a empresas extranjeras

La potencia asiática está preocupada por su seguridad energética. Busca atraer inversiones privadas.

Las empresas internacionales sólo podían ingresar al negocio en China asociadas a las petroleras estatales.

Por primera vez, China permitirá este año que compañías extranjeras exploren y produzcan petróleo y gas en el país, abriendo la industria a empresas que no sean gigantes energéticos estatales, mientras busca impulsar el suministro de energía doméstica.

La tan esperada apertura acompaña a una reorganización del llamado negocio de oleoductos «midstream», pero los expertos dicen que puede no despertar el interés inmediato de los perforadores globales debido a la mala calidad general de los activos de los recursos de hidrocarburos de China.

A partir del 1 de mayo, las empresas extranjeras registradas en China con activos netos de 300 millones de yuanes (43 millones de dólares) podrán participar en la exploración y producción de petróleo y gas, anunció el Ministerio de Recursos Naturales.

El cambio también se aplicará a las empresas nacionales que cumplan con la misma condición.

«China está acelerando la reforma del sector debido a las crecientes preocupaciones por la seguridad energética», dijo Zhu Kunfeng, director asociado de investigación de Upstream de ISH Market.

A partir del 1 de mayo, las empresas extranjeras registradas en China con activos netos de 300 millones de yuanes (43 millones de dólares) podrán participar en la exploración y producción de petróleo y gas.

«Vitalizar la industria diversificando a los participantes, incluidos los inversores extranjeros y privados, es el enfoque de esa reforma”, agregó.

China importa el 70% del petróleo crudo que refina y casi la mitad de su consumo de gas natural, y las empresas estatales enfrentan una batalla cuesta arriba para impulsar las reservas y la producción fuera del país en medio de crecientes riesgos geopolíticos.

Anteriormente, las compañías internacionales podían ingresar a la industria solo a través de empresas conjuntas o la cooperación con empresas chinas, principalmente empresas estatales como China National Petroleum Company (CNPC), China Petrochemical Corp (Sinopec) o sus subsidiarias.

Estatales deben soltar áreas

Los permisos de extracción de recursos minerales serán válidos por cinco años en el registro inicial, y potencialmente pueden extenderse por cinco más.

Las empresas que busquen extensiones tendrán el área de la minería o exploración reducida en una cuarta parte de los niveles aprobados originalmente. Esta nueva regla obligará a las empresas estatales, que controlan la mayoría de los posibles depósitos de petróleo y gas, a ceder algunas hectáreas, dijo un funcionario del gobierno involucrado en la reforma citado por Reuters.

«En comparación con las medidas anteriores de compromiso de trabajo de exploración, la nueva regla hace que la transferencia de superficie sea más eficiente y obligatoria», aseveró.

Los permisos de extracción serán válidos por cinco años en el registro inicial, y potencialmente pueden extenderse por cinco más.

Pero a medida que el gasto de las empresas globales se vuelve más disciplinado después del colapso petrolero de 2014, y otras naciones ricas en recursos como India y Malasia buscan pulir los términos para atraer inversores, la reforma puede no atraer un flujo inmediato de inversión extranjera.

«Esto es un rompehielos … tomará tiempo, pero podría generar el ambiente competitivo tan deseado que ha hecho que la industria del petróleo y el gas sea tan eficiente en América del Norte», dijo un ejecutivo proveedor de servicios petroleros.

Como parte de la reforma todas las licencias de recursos minerales se otorgarán mediante licitaciones y licitaciones competitivas, excepto las tierras raras y los minerales radiactivos, donde las licencias seguirán siendo estrictamente controladas.

Fuente: Reuters

Leave a Response