OIL & GAS

Shell empezará a construir una planta para tratar 30 mil barriles diarios de petróleo

Pasará a desarrollo masivo las áreas Sierras Blancas, Cruz de Lorena y Coirón Amargo Sur Oeste. Sumará otro equipo de perforación.

Shell produce hoy 5.000 barriles diarios de crudo y tiene una capacidad instalada para procesar 12 mil barriles.

La empresa Shell pasará este año a desarrollo masivo las áreas Sierras Blancas, Cruz de Lorena y Coirón Amargo Sur Oeste (CASO), donde ya perforó pilotos con pozos horizontales que arrojan una buena productividad en la venta de black oil de Vaca Muerta.

La compañía anglo-holandesa planea alcanzar una producción de 40.000 barriles equivalentes de petróleo por día hacia 2021, en una primera etapa. Por eso, en el segundo trimestre comenzará a construir una nueva planta de producción (Early Production Facility – EPF), que tendrá una capacidad de procesamiento de 30 mil barriles diarios, mientras que en la segunda mitad del año sumarán un nuevo equipo de perforación para acelerar la actividad, según informaron fuentes de la compañía.  

A principios de 2017, Shell inauguró una EPF con capacidad de procesar 10 mil barriles por día, que fue construida por la firma neuquina Ingeniería Sima, que luego fue ampliada hasta los 12 mil barriles diarios actuales. 

Los tres bloques tienen un potencial de producción de 70 mil barriles diarios, horizonte que se podría alcanzar en 2025 si es que se concretan los resultados de las operaciones y se dan las condiciones económicas necesarias.

En el segundo semestre de 2019, Shell sumara un nuevo equipo de perforación en Vaca Muerta.

Junto con la nueva EPF, el plan de desarrollo contempla la perforación de más de 304 pozos en 38 locaciones, 100 kilómetros de caminos internos con 75 kilómetros de oleoductos y gasoductos, con líneas eléctricas. También se planea colocar tres reservorios de agua y un nuevo acueducto que se conectará con el que ya está construido.

Pese a contar con una capacidad de tratamiento de 12 mil barriles diarios, hoy Shell produce en las tres áreas un promedio de 5.000 barriles y tiene pozos terminados sin conectar por su falta de capacidad de transporte. La producción se evacúa en camiones que realizan más de treinta viajes diarios. 

Para incrementar la producción, Shell deberá conectarse al oleoducto Loma Campana – Lago Pellegrini que se encuentra en etapas finales de prueba y que fue construido por YPF y Tecpetrol y que será operado por Oldelval. 

Sierras Blancas, Cruz de Lorena y Coirón Amargo Sur Oeste, junto con Loma Campana (YPF-Chevron), La Amarga Chica (YPF-Petronas), El Orejano (YPF-DOW); y Fortín de Piedra (Tecpetrol), son las siete áreas que están en fase de desarrollo en Vaca Muerta, de las 34 concesiones no convencionales vigentes. 

Comentarios

Leave a Response