OIL & GAS

Sin avances en la conciliación, el gremio petrolero se puso en alerta

La medida vencerá el 28 de enero. Harán asambleas en los yacimientos a partir del lunes.

Pereryra presiona por la falta de acuerdo por los 600 telegramas de despido.

El Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Neuquén, Río Negro y La Pampa, está en alerta ante las infructuosas negociaciones con las cámaras empresariales por el conflicto por los 600 telegramas de despidos enviados a finales de 2019.  

El secretario general Guillermo Pereyra indicó que a partir del lunes recorrerá los yacimientos con otros referentes del gremio como Marcelo Rucci, Ricardo Astrada y Daniel Andersch para realizar asambleas “por el agravamiento de la situación ante la falta de respuestas en el marco de la conciliación concertada que vence el 28 de enero y sin ningún tipo de avance”.

Desde el sindicato aseguran que más allá de los 600 telegramas, en total están en riesgo unos 2.000 puestos de trabajo. La situación se arrastra desde el congelamiento de los precios de los combustibles y el petróleo por tres meses que había determinado el gobierno de Mauricio Macri, y que derivó en una fuerte baja de las actividad en Vaca Muerta. Además, en el sector aún hay incertidumbre por las políticas del nuevo gobierno, sobre todo en materia de precios del petróleo y el gas. 

Leave a Response