OIL & GAS

Tecpetrol planea una inversión de US$ 2.500 millones para industrializar el gas de Vaca Muerta

Se trata de la construcción de un poliducto y plantas de separación y fraccionamiento entre Tratayén y el polo petroquímico de Bahía Blanca.

Fortín de Piedra, el yacimiento estrella de Tecpetrol.

Tecpetrol avanza en estudios de ingeniería de un proyecto de industrialización de los líquidos ricos del gas natural de Vaca Muerta, que demandaría una inversión cercana a los 2.500 millones de dólares.

Se trata de la construcción de un poliducto y plantas de separación y fraccionamiento similar al complejo de Compañía Mega, entre Neuquén y el polo petroquímico de Bahía Blanca.

El proyecto NGL de Tecpetrol está avanzando hacia una etapa de ingeniería más detallada. El CEO de la compañía, Ricardo Markous, informó que la idea es extraer los líquidos en Tratayén, el nodo que hoy concentra gas gran parte de la producción de gas de Vaca Muerta, enviar la “sopa” a través de un poliducto hasta Bahía Blanca, donde se construirá una planta fraccionadora. “Se exportaría propano y butano, y posiblemente etano”, indicó.

“Sería un segundo Mega, estamos pensando en tratamiento de gas para 40 millones de metros cúbicos por día”,indicó el directivo de la mayor productora de shale gas del país.

La compañía está expectante con la ley ómnibus que enviaría al Congreso del gobierno de Javier Milei, y que entre otras cuestiones, plantearía condiciones para atraer inversiones en grandes obras de infraestructura.

La transportista TGS también tiene en carpeta un proyecto de similares características para montar una planta de procesamiento de líquidos de gas en Tratayén y exportar butano y etano mediante el puerto de Bahía Blanca. La idea es transformar su planta de acondicionamiento de gas en una planta de procesamiento como el de Cerri, a través de la expansiones modulares.

El potencial del midstream

El potencial gasífero de Vaca Muerta abre un amplio abanico de nuevos negocios en materia de industrialización de la producción. El año pasado, el Centro Argentino de Ingenieros (CAI) y la Comisión NGL del Instituto Argentino del Petróleo y Gas (IAPG) presentaron un Modelo Integrado de la Cuenca Neuquina.

Técnicos de las productoras, transportistas y compañías del midstream configuraron un panorama integral de la infraestructura que tiene la Cuenca Neuquina en toda la cadena del negocio del gas, desde que sale de los pozos hasta la separación de sus diversos subproductos.

El objetivo fue enfrentar en conjunto las complejidades técnicas que trae la creciente producción de shale gas, aprovechar al máximo la comercialización de líquidos y hacer un uso eficiente de las instalaciones existentes, así como también los proyectos en marcha.

La planta Tratayén de tgs.

El Modelo Integrado de la Cuenca Neuquina se conformó luego de varios meses de reuniones de técnicos de YPF, Tecpetrol, Pan American Energy, Vista, Pluspetrol, Pampa Energía, TotalEnergies, Wintershall, Shell, ExxonMobil, Chevron, Aleph, TGS, TGN, Mega, Hytech y Gasoducto del Pacífico.

El modelo se elaboró tras la recopilación de los datos sobre las instalaciones, puntos de entrega del gas, ductos y plantas de tratamiento que aportaron las compañías.

Además de pintar el estado de situación, la herramienta sirve para trazar escenarios futuros, sobre todo las la puesta en marcha de nueva infraestructura de transporte, que habilita más volúmenes de producción, como el Gasoducto Presidente Néstor Kirchner.

Los componentes del gas natural proveniente de las diversas franjas de Vaca Muerta complejizan su tratamiento y transporte. Para maximizar el uso y la eficiencia de las instalaciones existentes, los especialistas concluyeron que es necesaria una mayor segregación de corrientes que llegan a las plantas de TGS en Tratayén y Mega en Loma La lata, de forma de lograr un blending desde varios gasoductos, como Vaca Muerta Norte y Vaca Muerta Sur, los ductos de yacimientos de Pampa, Total y Tecpetrol en Fortín de Piedra, y la nueva interconexión Tratayén-Mega.

Comentarios

Leave a Response