OIL & GAS

Vaca Muerta siente los efectos de los dos meses de barril congelado

Cayeron las etapas de fracturas, bajaron equipos de perforación, hay pymes al borde de la quiebra y 1.200 trabajadores suspendidos. Tampoco avanza la infraestructura para evacuar la producción.

La actividad en Vaca Muerta cayó tras el congelamiento del barril.

A dos meses del congelamiento del precio del barril de petróleo, el nivel de actividad en Vaca Muerta tuvo una sensible caída que se refleja en más de 1.200 suspensiones rotativas de trabajadores, baja de equipos de perforación y de sets de fractura y pymes al borde de la quiebra.

Según el gerente de Relaciones Institucionales de la Cámara Empresarial Industria Petrolera y Afines del Neuquén (CEIPA), Gonzalo Echegaray, las pequeñas y medianas empresas vinculadas a la industria petrolera registran un 20% de caída de la actividad a nivel global.

A la merma del trabajo se suma que la cadena de pagos se estiró desde los 60-90 días a 120, además del congelamiento de las tarifas por parte de las operadoras y el elevado costo del acceso al financiamiento.  

“Y hay otro factor que hace que la combinación sea fatal, que es la incertidumbre. No se sabe por cuánto tiempo vamos a continuar esta situación”, agregó Echegaray.

Según el Sindicato del Petróleo y Gas Privado, las suspensiones rotativas acordadas por los 90 días que rige el decreto 566 alcanzan a unos 1.200 obreros.

El nivel de actividad también se ve limitado por el freno a las inversiones en infraestructura para transportar la producción de gas, y una macroeconomía inestable y con perspectivas desfavorables. 

En ese contexto, algunas empresas acordaron retiros voluntarios y suspensiones o enviar a los trabajadores a la casa para ahorrar gastos. Según el Sindicato del Petróleo y Gas Privado, las suspensiones rotativas acordadas por los 90 días que rige el Decreto 566 alcanzan a unos 1.200 obreros.

Según el gerente de Relaciones Institucionales de CEIPA, hay tres empresas «muy complicadas» que trabajan para empresas de servicios especiales en obras civiles, perforación de casing y mantenimiento, porque su actividad bajó entre un 20 y un 40%.

Caen las etapas de fractura

Un termómetro que mide el freno que atraviesa Vaca Muerta son las fracturas hidráulicas. Según las estadísticas de la firma NCS Multistage, en septiembre se realizaron 508 etapas de fracturas, un 25% menos que las 676 del mes anterior. 

Se trata de la segunda marca más baja del año, detrás de enero y marzo, cuando se realizaron 425 y 467 etapas de fractura, respectivamente, según el relevamiento del trabajo realizado por las empresas Halliburton, Baker Hughes, Schlumberger, Weatherford y Calfrac.

En septiembre se realizaron 508 etapas de fracturas en Vaca Muerta, un 25% menos que las 676 del mes anterior.

La baja de las fracturas va de la mano de la menor cantidad de equipos de perforación en actividad. Desde que Mauricio Macri puso en vigencia del Decreto 566, Tecpetrol bajó dos torres que perforaban en Vaca Muerta, Pluspetrol otras dos en el yacimiento La Calera y Vista Oil & Gas paró una plataformas en Bajada del Palo Oeste. 

La situación es preocupante. El gerente del Centro Pyme, Julián Cervera, explicó a Patagonia Shale, que están relevando las empresas del segundo anillo de la industria -las compañías de servicios especiales-, para tener un conocimiento real de la baja de la actividad y su impacto en el tercer cordón, el que integran las pequeñas y medianas empresas locales. Cervera señaló que el panorama “es dispar”. 

Fuentes de la industria indicaron que algunas operadoras aprovecharon la coyuntura para frenar las inversiones ante la falta de infraestructura para evacuar la producción, sobre todo en las áreas gasíferas. La licitación del Gasoducto del Centro fue postergada tras el revés que recibió el gobierno de Macri en las PASO.

Leé más: En 2020, YPF tendrá menos equipos activos en Vaca Muerta

Leave a Response