ENTREVISTASOIL & GAS

Weretilneck: “Así, el proyecto de promoción petrolera es innegociable para nosotros”

El senador de Río Negro ratifica con Patagonia Shale la necesidad de modificar artículos de la norma que impulsa el secretario de Energía, Darío Martínez.

Por Ariel Boffelli

“Esta es una ley que afecta la incumbencia provincial, es un estímulo relativamente bajo de inversiones para un mundo tan competitivo. También genera incertidumbre que la Secretaría de Energía tome las decisiones”. La palabra del senador nacional Alberto Weretilneck demuestra que las provincias productoras de hidrocarburos se alinearon para rechazar varios aspectos del proyecto de promoción de inversiones que apadrina el secretario de Energía, Darío Martínez.

En diálogo con Patagonia Shale, el exgobernador que representa a Río Negro en el Senado a través de Juntos Somos Río Negro (JSRN), la fuerza provincial que imita al Movimiento Popular Neuquino (MPN), advierte la necesidad de realizar modificaciones al proyecto que ya empezó a desmenuzarse en el Congreso.

“En Neuquén tienen más o menos las mismas inquietudes. Con Guillermo (Pereyra) todavía no pude reunirme, pero lo que llevamos adelante es una invitación a gobernadores y gobernadoras, funcionarios, empresas y gremios a la comisión de Energía del Senado a explicar y dar su posición”, ratificó el rionegrino.

-Usted es muy crítico con la ley de promoción de inversiones petroleras. ¿Qué piensa de la primera reunión con funcionarios nacionales? 
-Una ley de estas características, por la complejidad que tiene, es lógico que genere reacciones por la puja de intereses que hay y porque modifica el status quo vigente. Todos coincidimos que cualquier instrumento legal que cree más inversión, más actividad económica, el ingreso de divisas y más empleo es bienvenido, pero esta ley tiene un fallo muy importante, como el avance del poder central sobre la potestad de las provincias.

-¿Piensa que eso puede modificarse?
-Hay dos cosas muy claras en la Constitución Nacional. Los recursos naturales son propiedad de las provincias. Y la materia ambiental, es facultad exclusiva de las provincias. Este proyecto, en el artículo 106, violenta estos aspectos. Cuando se establece que las inversiones serán aprobadas por la autoridad (la Secretaría de Energía), invaden los contratos de las provincias. Así, el proyecto de promoción es innegociable para nosotros.

“Esta es una ley que afecta la incumbencia provincial, es un estímulo relativamente bajo de inversiones para un mundo tan competitivo”.

-¿No puede negociarse esa enmienda?
-Esto es innegociable para nosotros, debe ser corregido porque tira por tierra acuerdos y leyes que regulan la relación entre provincias y la Nación con respecto a hidrocarburos. Por otro lado, en un mundo donde está cambiando la matriz energética, donde asistimos a la producción energías no contaminantes, prever un marco por 20 años es desproporcionado. Eso significa que el país no piensa cambiar su política por ese tiempo. Lo que quiere ser previsión, termina siendo un problema. Lo ideal es que el que invierta en Argentina, pueda exportar. Y el que quiera disponer de sus fondos cuando quiera pueda hacerlo.

-Citó la exportación, ¿qué piensa del rol de la Secretaría de Energía en ese punto?
-Si estamos buscando una ley que sea previsible, el hecho que el cupo de exportación tenga que ser evaluado por la cartera nacional (…). Si es la cuenca neuquina, del golfo San Jorge, o mendocina, quita previsibilidad. Antes de hacer una exportación hay que poner a disposición el crudo para el mercado interno, eso genera un aspecto burocrático más. Para eso está la ley de abastecimiento, no esta burocracia.

“Todos los extremos son malos. Es mala la dolarización de (Mauricio) Macri, como es malo el congelamiento. La economía no funciona así”.

-¿Habló con el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, de este tema? ¿Pudo dialogar con Guillermo Pereyra, del Sindicato de Petroleros? 
-En Neuquén tienen más o menos las mismas inquietudes. Con Guillermo (Pereyra) todavía no pude reunirme, pero lo que llevamos adelante es una invitación a gobernadores y gobernadoras, funcionarios, empresas y gremios a la comisión de Energía del Senado a explicar y dar su posición.

-¿Tuvieron diálogo a través de la OFEPHI con otros mandatarios?
-Hay que tener en cuenta que la relación entre las provincias y la Nación pasa por muchos temas. No solo hay un debate sobre la producción de gas y petróleo. Hay que saber que, para algunas provincias, esta ley no es tan prioritaria como para otras. Todo depende al peso en la economía. Creo que la OFEPHI fijará una posición en el transcurso de los próximos días.

-Neuquén y Chubut tiene a la explotación de hidrocarburos como prioridad…
-Río Negro y Mendoza tienen otro tipo de actividad, es verdad, pero todo es importante. Cuando se afecta este tipo de cuestiones, no hay provincias que pueda quedarse al margen. Hoy es el gas y el petróleo, mañana puede ser el agua o algún recurso mineral.

“Las petroleras advierten que se deja afuera a empresas que desarrollaron pilotos. Cuestionan límites de exportación y advierten el punto desde qué cuenca puede exportar más. Hay preocupación por la unificación de áreas, son concesiones que ya están firmadas”.

-¿Y habló del tema con el secretario de Energía, Darío Martínez?
-No, sólo tuve una conversación en la Comisión de Energía del Senado. Esperaremos que avance el debate, veremos qué hace el bloque de la mayoría (el Frente de Todos) y si acepta modificar artículos. Es muy tradicional en el Senado modificar artículos cuando hay decisión de hacerlo, por eso pondremos a disposición lo que consideramos fundamental modificar.

-¿Qué le dicen las operadoras de este proyecto?
-Advierten que se deja afuera a empresas que desarrollaron pilotos. Cuestionan límites de exportación y advierten el punto desde qué cuenca puede exportar más. Hay preocupación por la unificación de áreas, son concesiones que ya están firmadas.

-¿Cómo ve usted la polémica entre el sector del ministro de Economía, Martín Guzmán, y el kirchnerismo en cuanto a tarifas?
-Todos los extremos son malos. Es mala la dolarización de (Mauricio) Macri, como es malo el congelamiento. La economía no funciona así. Usted puede dolarizar para que tenga un valor internacional, todas las empresas tengan rentabilidad, pero no lo puede pagar el comercio, la industria, ni los usuarios. El congelamiento hace que no haya inversiones. Debe existir un equilibrio, evaluar los costos de las operadoras, y a partir de ahí un sendero de actualización de tarifas en un marco de racionabilidad.

-¿Las elecciones resolverán esta dicotomía?
-Creo que después de 14 de noviembre se va a resolver. El gobierno no puede seguir con los temas pendientes. Es una coalición, con tres sectores bien definidos y una visión particular de lo económico. Lo que me parece es que esto debe tener un fin porque le hace daño al país.

Comentarios

Leave a Response