La empresa YPF abrió un plan de retiros voluntarios para su personal fuera de convenio, que establece el pago de doble indemnización y tres años de obra social.

El plan es optativo y estará abierto durante los próximos meses y no alcanzará a quienes estén en condiciones de jubilarse. La adhesión de cada empleado debe contar con la aceptación de la compañía.

El gremio SUPEH informó que el ofrecimiento incluye un monto equivalente a la «doble indemnización y preaviso, sin tope, con una mejora de la base de indemnización, aguinaldo y mejora en el salario base para el cálculo». Además, se incluye un plan médico durante tres años y beneficios propios del cargo durante el mismo período.

La oferta incluye doble indemnización y previos más tres años de plan médico.

Ya son varias las petroleras que han abierto procesos similares. Ante la paralización de las actividades de perforación y fracturas en toda la industria por las medidas de aislamiento social para combatir el coronavirus, las primeras en proponer planes de retiros voluntarios fueron las grandes empresas de servicios que operan en Vaca Muerta como Schlumberger y Pecom. Incluso algunas ya vienen reduciendo sus plantillas desde fines del año pasado por la baja de la actividad que se generó tras el congelamiento del precio del petróleo en agosto.

Se calcula que ya se han acogido a los retiros voluntarios unos 2.000 trabajadores. Ante la grave crisis que atraviesa el sector, con 17 mil empleados en sus casas en stand by, desde los gremios buscan reflotar el régimen de jubilaciones anticipadas de petroleros con más de 25 años de aportes y 55 de edad. Sería el reestablecimiento de la Resolución 897/2015, que había sido eliminado por el gobierno de Mauricio Macri.

Leave a Response