El CEO de YPF, Sergio Affronti, anunció hoy la nueva estructura para el Upstream, que pondrá foco en el aumento de la producción de hidrocarburos y la baja de los costos en tiempos de profunda crisis para la industria. La organización busca tener una mayor cercanía a las provincias productoras, y a la vez se destaca por el avance en la paridad de género a través de la designación de mujeres en puestos clave. 

La estructura se unifica en dos regiones, una con sede en Neuquén y otra con sede en Santa Cruz, haciéndola “más horizontal y flexible”, aseguraron desde la petrolera. 

En el no convencional, ahora con sede en Neuquén, YPF tiene el objetivo de “alcanzar competitividad a nivel mundial y transformar la producción en motor de crecimiento del país”. La estructura se concentra en dos regionales, con foco en petróleo y gas no convencional. 

Desde la compañía informaron que la reorganización tiene como objetivo generar negocios sustentables y al mismo tiempo que minimizar los costos.

En la primera línea del Upstream se designó a Fernanda Raggio como gerenta de Exploración de la vicepresidencia de Convencional; a Guillermina Sagasti, como gerenta de Geociencias y a Cristina Szwed como gerenta de Ingeniería e Instalaciones de la vicepresidencia de No Convencional. 

“Además, por primera vez, promovimos a una mujer a la gerencia de una unidad de negocio. Maria Sacchi asume esta responsabilidad desde Rincón de los Sauces”, detalló Affronti. 

Durante la presentación, lo acompañaron Gustavo Astie y Pablo Iuliano, vicepresidentes de Upstream Convencional y No Convencional respectivamente. También, estuvo presente José Manuel Aggio, vicepresidente de Recursos Humanos.

“Vamos a hacer una YPF distinta, que produzca cada vez más, sea más eficiente, descentralizada y se convierta en el motor de la industria para aportar la energía que el país necesita”, afirmó el CEO de la compañía. 

Desde la compañía informaron que la reorganización tiene como objetivo generar negocios sustentables y al mismo tiempo que minimizar los costos, sin descuidar la seguridad de las personas, la integridad de las operaciones y el cuidado del medio ambiente. 

En el convencional, el objetivo es cambiar la tendencia de declino mediante la aplicación de técnicas de recuperación secundaria y terciaria en yacimientos maduros.

Leave a Response