OIL & GAS

YPF registró pérdidas millonarias pese al crecimiento en Vaca Muerta

El balance arrojó un rojo de $23 mil millones por la baja de los precios del gas y el congelamiento de los combustibles.

YPF centra sus inversiones en el desarrollo de sus áreas de shale oil.

Entre enero y septiembre de 2019, YPF registró una pérdida de $23.023 millones producto del congelamiento de los precios de los combustibles y del petróleo, menores ventas, caída de los valores del gas y devaluación del peso.

Según informó ayer la compañía a la Comisión Nacional de Valores, el rojo se explica por el cargo extraordinario neto de impuesto a las ganancias de $31.100 millones por el deterioro de sus activos (impairment) generado por la caída de los precios locales del gas y la expectativa de que no se incrementarán en los próximos meses. 

«Esto resulta en un menor nivel de inversiones y actividad, razón por la cual se produce el deterioro en el valor de los activos. Sin embargo, esta provisión no ha afectado la generación de caja de la compañía», indicaron desde la petrolera bajo control estatal.

El mejor desempeño de YPF se encuentra en Vaca Muerta, donde superó por primera vez la barrera de los 100.000 barriles de petróleo equivalentes diarios.

Las inversiones, por su parte, crecieron un 50% en relación con el tercer trimestre del 2018, alcanzando los 41 mil millones de pesos.

Mientras que la producción mostró un comportamiento estable y alcanzó 530.000 barriles diarios de petróleo equivalente, un 2,8% por encima del segundo trimestre de 2019.

Vaca Muerta en alza

El mejor desempeño de YPF se encuentra en Vaca Muerta, donde superó por primera vez la barrera de los 100.000 barriles de petróleo equivalentes diarios, lo que representa un crecimiento del 77,1% respecto del tercer trimestre 2018.

La actividad estuvo principalmente enfocada en el desarrollo de las áreas de shale oil Loma Campana, La Amarga Chica y Bandurria Sur. 

El valor de los activos de YPF se deterioró por la baja de los precios del gas y el congelamiento del barril de petróleo.

Por otro lado, en su plan de expandir la frontera de Vaca Muerta, YPF continuó con la perforación del piloto Chihuido de la Sierra Negra, y está evaluando los primeros resultados de la actividad en los bloques Las Manadas, Filo Morado y Loma la Lata-Sierra Barrosa. 

La actividad de shale gas durante el tercer trimestre 2019 estuvo focalizada en el bloque La Calera, operado por Pluspetrol, el cual cuenta con fuertes componentes de líquidos, y en la terminación de tres pozos en la Ribera. 

En lo relativo al tight gas, la principal actividad se concentró en el bloque Estación Fernández Oro (EFO). 

Mientras que la actividad exploratoria se concentró en la Cuenca Neuquina en los bloques Loma la Lata, Rincón del Mangrullo, Al Norte de la Dorsal (Neuquén) y en Cerro Manrique (Río Negro). 

Leave a Response