OIL & GAS

YPF volvió a generar ganancias y aumentó 60% las inversiones

Los resultados del segundo trimestre del año registran un EBITDA ajustado de 1.005 millones de dólares.

YPF presentó los resultados consolidados del segundo trimestre del año, donde se destaca un crecimiento de la producción y de las ganancias, con un incremento de inversiones del orden del 60% en el semestre.

En el periodo, la compañía registró un EBITDA ajustado de 1.005 millones de dólares, que estuvo 3,8% por debajo del primer trimestre y -33,5% con respecto al mismo lapso de 2022, debido a una caída en los precios de los combustibles, alineados con una tendencia a la baja de los precios internacionales, a la inflación y a mayores costos operativos, compensados principalmente por mayores ventas de gas natural.

En un comunicado, la empresa destacó que “lleva invertidos más de 2.650 millones de dólares en los primeros seis meses del año, un incremento de más del 60% en dólares respecto al mismo período de 2022, y ratificó su plan de inversiones de unos 5.000 millones de dólares en 2023″.

La producción total de hidrocarburos durante el segundo trimestre totalizó 513 mil barriles equivalentes por día. La producción de petróleo promedió los 241 mil barriles diarios, con un crecimiento del 7% respecto al segundo trimestre de 2022 y del 1% respecto al trimestre anterior.

La producción de gas, por su parte, se mantuvo estable respecto al trimestre anterior y ascendió a los 36,5 millones de metros cúbicos diarios.

La compañía puntualizó que “después de 18 años, YPF volvió a exportar crudo neuquino de forma estructural a partir de la rehabilitación, en el mes de mayo, del oleoducto trasandino que conecta Neuquén con Chile”.

Vaca Muerta

La actividad no convencional continuó siendo el principal eje de crecimiento de la compañía. La producción total de shale llegó a un nuevo récord y durante el segundo trimestre representó el 45% de la producción total de YPF. La producción de crudo no convencional mostró un crecimiento del 28%, mientras que la producción de gas no convencional aumentó un 10%, respecto a igual trimestre del año anterior en ambos casos.

“Este crecimiento se apalanca nuevamente en las mejoras operativas desarrolladas por la compañía en sus campos en Vaca Muerta”, remarcó la empresa.

Por el lado de los segmentos de industrialización y comercialización, las ventas domésticas de combustibles del segundo trimestre se mantuvieron estables en comparación al segundo trimestre de 2022, donde se compensaron mayores ventas de naftas y menores ventas de gasoil, impactadas principalmente por una menor actividad del agro. Los niveles de procesamiento en las refinerías se mantuvieron en máximos históricos, creciendo un 8% respecto al año anterior, con una tasa de utilización del 93%.

Por último, en materia financiera, YPF indicó que “el flujo de caja libre fue negativo en 284 millones de dólares producto de las necesidades financieras vinculadas con el cierre del acuerdo por el juicio internacional de Maxus, liberando a la compañía de una de las contingencias legales más relevantes de su historia. Si se excluyera el impacto de este acuerdo, el flujo de caja libre hubiera resultado neutro durante el trimestre. El nivel de deuda neta fue de 6.312 millones de dólares con un ratio de endeudamiento neto en 1,4 veces en relación con el EBITDA ajustado”.

Comentarios

Leave a Response