ENERGÍA

Continúa la sequía: la AIC declaró el estado de emergencia hídrica

Las cuencas de los ríos Limay, Neuquén y Negro están afectadas por la bajante. Se limitará la operación de los embalses, con el objetivo de garantizar la disponibilidad de agua.

La Autoridad Interjurisdiccional de las Cuencas de los ríos Limay, Neuquén y Negro (AIC) declaró el estado de emergencia hídrica para a las provincias de Neuquén, Río Negro y sur de la Provincia de Buenos Aires.

El organismo, en un comunicado, precisó que “para el próximo período hidrológico resulta prudente plantear la continuidad de la sequía, también que en el caso del río Neuquén, los afluentes naturales alcanzan mínimos históricos”.

“La bajante afectará la disponibilidad de agua, con consecuencias directas en el medioambiente, asociadas a las dinámicas naturales propias de una sequía. Se lo comunicamos a los organismos nacionales y provinciales correspondientes para trabajar en conjunto y mitigar, en la medida de lo posible, estos efectos adversos”, señaló el presidente del Comité Ejecutivo de la AIC, Javier Reyes.

Indicó que la medida limitará la operación de los embalses, con el objetivo de garantizar la disponibilidad de agua en las zonas afectadas.

La Cuenca de los ríos Limay, Neuquén y Negro está situada en la parte norte de la región Patagónica, abarca una superficie de 140 mil kilómetros cuadrados y constituye el sistema hidrográfico más importante de todos los que se extienden íntegramente en el territorio argentino.
Además, es la cuenca de mayor generación de electricidad del país: El Chocón sobre el Limay, el complejo Cerros Colorados en Neuquén, los compensadores de caudales Arroyito y El Chañar, Alicurá y Piedra del Águila y la Central Hidroeléctrica de Pichi Picún Leufú, hacen un total instalado del orden de los 4.200 MW, posibilitando una futura generación de 33.000 GWh/año.

Comentarios

Leave a Response