OIL & GAS

Martínez activó la Mesa del Gas para evaluar el escenario crítico para el invierno

Ante la parálisis en Neuquén, analizaron escenarios para garantizar las operaciones al menor costo posible. Son claves las importaciones de GNL, gas de Bolivia y de combustibles líquidos.

En plena crisis desatada por los cortes de ruta que afectan a los principales yacimientos de Vaca Muerta, el secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez, mantuvo una reunión con la Mesa de Trabajo que evalúa la oferta y demanda de gas natural para garantizar el suministro durante el próximo invierno.

“No es ninguna novedad el declino pronunciado que venía teniendo la producción de gas natural del país hasta septiembre pasado, y el tradicional comportamiento de crecimiento invernal de la demanda. A este cuadro debemos sumar que, simultáneamente, este año tenemos una baja hidraulicidad que nos limita el uso de las hidroeléctricas, y un declino en la producción y la oferta de gas de Bolivia”, dijo Martínez.

Señaló que “para compensar estas contingencias, luego de trazar escenarios y consultando con todo el sector, decidimos traer un nuevo barco regasificador para que opere desde Bahía Blanca”.

“la parálisis de la actividad en Vaca Muerta generará sin duda una merma en la producción y en la capacidad de inyección desde esa cuenca”, dijo Martínez.

Martínez agregó que para comenzar a resolver el problema de fondo de la producción de gas nacional, se puso en marcha el Plan Gas.Ar, para parar el declino. “Los trabajadores, las pymes y las empresas petroleras estaban trabajando a tope, perforando de manera récord en Vaca Muerta para llegar a mayo con la producción planificada, trabajando contrarreloj, hasta que estalló el conflicto social en Neuquén, que esperamos se solucione a la brevedad y por el diálogo, para bien de los neuquinos y de todos los argentinos”, agregó.

El secretario de Energía expresó que “la parálisis de la actividad en Vaca Muerta generará sin duda una merma en la producción y en la capacidad de inyección desde esa cuenca. Nuestra tarea, en este caso, será conjugar de la mejor forma operativa y al menor costo posible la oferta de gas argentino con el importado de Bolivia y con el GNL de Escobar y Bahía Blanca, haciendo jugar los combustibles líquidos para la generación térmica como recurso de balance.”

De la Mesa de Trabajo, que conduce la Secretaría de Energía, participaron expertos técnicos de IEASA, Enargas, Cammesa, TGN, TGS e YPF.

Comentarios

Leave a Response