ENTREVISTAS

“Nación complica las decisiones estratégicas de los inversores en Vaca Muerta”

En una entrevista exclusiva, Marcos Koopmann, vicegobernador y aspirante a liderar la Provincia en 2023, analiza la coyuntura política y anticipa una etapa transformadora para Neuquén.

El vicegobernador de Neuquén, Marcos Koopmann, ya lanzado como aspirante a la Gobernación por parte del sector político que ha dominado la escena política local en los últimos 15 años, la lista Azul del MPN, asegura que el próximo mandato significará el inicio de una era de transformación para la provincia producto de la renta extraordinaria que comienza a generar Vaca Muerta.

En una entrevista exclusiva con Patagonia Shale, el precandidato a gobernador habla de la coyuntura que atraviesa la industria petrolera, el reclamo de la restitución de la Tarifa Comahue, la discusión con Nación por las concesiones de las represas y la interna partidaria que se viene.

-¿Cómo ve el escenario actual para la actividad en Vaca Muerta?

Hoy el limitante a la producción del gas y petróleo neuquino es la falta de infraestructura, de gasoductos y oleoductos. La expectativa inmediata está en el gasoducto anunciado por la Secretaría de Energía de la Nación y la Presidencia, pero ya tienen que estar pensando cuándo anuncian el nuevo oleoducto. Para eso tienen que sentarse con las transportadoras y ver la finalización de este contrato y hacer una nueva licitación.

-¿Ha tenido alguna novedad desde el gobierno nacional en esas cuestiones?

Sí, en el sentido de que están estudiando la nueva concesión del oleoducto y que es inminente el inicio de la obra del gasoducto. Hoy la limitante del crecimiento de la provincia de Neuquén es la falta de decisiones estratégicas del gobierno nacional, porque esto se viene planteando desde el año 2014. Ya van ocho años que se viene hablando con los diversos gobiernos de la necesidad de ampliar la infraestructura de transporte.

Con la curva de aprendizaje, el nivel de inversiones que se dio y la productividad de los pozos, la capacidad casi se cubrió. Entonces necesitamos que se hagan este tipo de obras. Es bueno para la provincia y es bueno para la Argentina. Porque en el caso del gas vas a sustituir importaciones, van a dejar salir divisas que son las que se necesitan hoy en Argentina. Y con el petróleo, van  a ingresar dólares que faltan. O sea, que va a mejorar la balanza comercial por dos lados: dejan de salir dólares porque se frena la importación de gas y empiezan a ingresar por la exportación de petróleo.

Resuelto esto, que es una decisión del Gobierno nacional, comenzarán a crecer considerablemente las inversiones en la provincia. Y ahí aparecerán nuevos cuellos de botella que la falta de equipos para perforar porque se compite con los que están en Estados Unidos. 

Hay un problema que es la macroeconomía de la Argentina. No tener un plan que dé certezas imposibilita este tipo de inversiones. En la provincia de Neuquén hay certeza jurídica, pero las políticas nacionales complican las decisiones estratégicas de los inversores y ralentizan el desarrollo de Vaca Muerta.

-¿Le consta algún avance por parte del ministro de Economía, Martín Guzman, en resolver cuestiones que reclaman las petroleras como el acceso al mercado de capitales y el giro de divisas a sus casas matrices?

La semana pasada estuve en un encuentro de AmCham donde Guzmán habló de la energía como uno de los sectores estratégicos para el desarrollo del Argentina, que nos daría competitividad, previsibilidad y resolvería varios balances. Ahora hay que ver si esos planteos macro después los llevan a una ruta positiva que favorezcan las inversiones.

Una de las virtudes de la provincia de Neuquén es la seguridad jurídica, la estabilidad económica y la estabilidad política que genera y estimula inversiones. Hace muy poco, en abril, como Provincia firmamos nueva concesión a 35 años con Chevron, eso despeja todas las dudas de la inseguridad jurídica puede haber. Esa fortaleza la tenemos que sostener y cuidarla porque en Neuquén se respetan los contratos, se respetan las concesiones, lo establecido por la Constitución Provincial y por las leyes.

Hay una estabilidad política del Movimiento Popular Neuquino, y de la Lista Azul, que es una garantía para los proyectos de inversión a largo plazo. Quien garantizó el desarrollo de Vaca Muerta en la provincia fue la lista Azul, no hubo ningún otro sector del MPN que lo haya respaldado, fortalecido y consolidado. Estoy convencido que hay que seguir sosteniéndolo porque es la certeza para que sigan llegando inversiones.

“Cuando sea gobernador a partir de 2023, se abrirá una gran ventana de la transformación de los próximos 20 años de la provincia de Neuquén. Con esa aceleración de Vaca Muerta, se van a generar recursos extraordinarios”

-¿Cómo repercuten en la actividad en Neuquén las diferencias internas en el área energética nacional?

La pregunta es cuál es el programa económico, y debatir sobre ello, no sobre internas políticas. Qué queremos hacer con la energía. Hoy no veo ese proyecto a mediano y a largo plazo.

-En caso de ser electo gobernador, ¿espera un crecimiento fuerte de la producción de Vaca Muerta?

Si se dan las condiciones, se va a acelerar el desarrollo porque hoy Vaca Muerta está despegando. Cuando sea gobernador a partir de 2023, se abrirá una gran ventana de la transformación de los próximos 20 años de la provincia de Neuquén. Con esa aceleración de Vaca Muerta, se van a generar recursos extraordinarios.

Tenemos dos grandes objetivos: maximizar el desarrollo y producción de gas y petróleo, y ampliar la matriz productiva de la provincia. Digo ampliarla porque es Vaca Muerta más turismo, energías renovables, ciencia y tecnología, producción primaria, servicios y comercio. Eso va a generar más empleo y ampliar el desarrollo de otras regiones con una mirada federal.

Hay que maximizar la producción de petróleo y gas porque muy probablemente en 30 años bajará el consumo de petróleo a nivel mundial por la transición energética. El gas tiene un horizonte más largo. Entonces tenemos que anticiparnos, porque vamos a tener petróleo en Vaca Muerta pero el mundo no lo va a demandar. En los próximos 20 a 30 años todos los recursos extraordinarios que genere Vaca Muerta hay que volcarlos a ampliar esa matriz productiva. Ese es el desafío que voy a tener como gobernador, con una mirada muy especial en la transversalidad que va a tener el ambiente en estos temas. Hay que tener una producción maximizada de gas y petróleo pero cuidada, respetuosa del ambiente. Acá no nos podemos equivocar.

“La seguridad jurídica, la estabilidad política, marcan la diferencia cuando te sentás con una petrolera internacional, con una calificadora de riesgos que te califica como una de las únicas provincias que tiene un fondo de estabilización, una herramienta financiera positiva”.

-En ese sentido, este año ya hay una herramienta como el FEDEN (Fondo de Estabilización y Desarrollo de Neuquén. ¿Sigue a idea de adelantar el flujo de recursos al subfondo destinado a obras para usarlo desde 2023?

Para este año se tenía planificado que se recaudarían 2.500 millones de pesos y en el primer bimestre del año se recaudaron 988 millones. La proyección de marzo ya abril da lo mismo. Con lo cual en cuatro meses se va a cubrir el 80% de lo previsto. Hay que llegar al 20% de los recursos corrientes de la provincia del año anterior. Una de las ideas era anticipar en envío del flujo de dinero al subfondo de desarrollo. Tuve una reunión con la comisión de seguimiento y surgieron inquietudes. Se habló de consolidar un ciclo económico de dos años para ver la estabilidad del fondo, así que lo estamos estudiando. Pero lo que está claro es que queremos que los destinos de esos recursos se usen solo para estabilización y desarrollo porque eso a lo que nos referimos cuando hablamos de seguridad jurídica. Es una herramienta estratégica a la que se llegó luego de un amplio debate, con un consenso de más de dos tercios de los votos de la Legislatura. 

Nosotros tenemos la responsabilidad de pensar en las próximas generaciones, aunque fuimos criticados por este proyecto, internamente en el MPN y por otras fuerzas políticas, así como lo criticaron a Jorge Sapag por el acuerdo de Loma Campana. ¿Qué sería de Neuquén hoy sin ese acuerdo? Estaríamos muy complicados.  En menos de 10 años Vaca Muerta ya produce 225 mil barriles diarios de petróleo y aporta el 80% del gas. 

Esas son las decisiones que hay que tomar para seguir fortaleciendo a la provincia de Neuquén, que la hacen diferente. La seguridad jurídica, la estabilidad política, marcan la diferencia cuando te sentás con una petrolera internacional, con una calificadora de riesgos que te califica como una de las únicas provincias que tiene un fondo de estabilización, una herramienta financiera positiva. Tenemos que resolver los problemas inmediatos y urgentes y mirar al largo plazo. Esa es la virtud de la provincia de Neuquén que tiene equipos panificando permanentemente a largo plazo. 

-¿Cuál debe ser el rol del Estado provincial en la economía? 

Tiene que tener un rol desarrollista y progresista. El Estado lo hacemos todos, el sector público y el sector privado. Tiene que haber una complementariedad para que nos vaya muy bien a todos. El sector privado es bienvenido porque en el mayor empleador de la provincia de Neuquén es el sector privado y no el público como se cree. Eso es por políticas que ha llevado adelante el MPN. 

“La propiedad de las presas es de Nación, pero no puede dar una concesión sobre un recurso que no es dueña, entonces tiene que participar a las provincias”.

– ¿Hay consenso con otras fuerzas políticas de Neuquén y otras provincias en el reclamo por la restitución de la Tarifa Comahue?

A nivel provincial si hay respaldo de otros sectores. Y además estamos trabajando con la gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras, el vicegobernador Alejandro Palmieri, con el senador Alberto Weretilneck. Creemos que este jueves va a tener sanción favorable la declaración de la Legislatura de Neuquén y es un paso que damos hacia la defensa del federalismo.

Se han sumado otras provincias como Chubut y Santa Cruz que están interesadas en el tema para hacer un bloque patagónico. Vamos a ser los primeros en dar este paso y trabajar con toda la Patagonia.

-¿Cuál es el reclamo puntual?

Pedimos una modificación parcial, no estamos pidiendo que se perjudique al resto de las provincias como sucedió con os neuquinos y rionegrinos. Queremos que el kilómetro cero del transporte eléctrico sea establecido en El Chocón para Neuquén y Río Negro, y para el resto de la Patagonia si se suman las provincias de la región, y para el resto quede en Ezeiza como ahora.  

-¿Cuánto se reduciría el costo de la energía?

Según estudios preliminares entre un 10 y un 40%, dependiendo del tipo de usuario. Es un ahorro importante para el bolsillo de las personas y para la competitividad de las empresas, que puede significar la radicación de nuevas inversiones.

-Hay una fuerte discusión en torno al vencimiento de las concesiones de las represas hidroléctricas y qué pasará con los contratos a partir del año que viene…

Tienen que participar las provincias porque son las dueñas de los recursos. Somos una provincia federal y que se construye abierta al diálogo. Entonces Neuquén tienen que participar de la concesión. La propiedad de las presas es de Nación, pero no puede dar una concesión sobre un recurso que no es dueña, entonces tiene que participar a las provincias. Y si este año no se logra la restitución de la Tarifa Comahue, en esa nueva concesión tiene que quedar establecido que el kilómetro cero vuelva acá porque el agua de los ríos es de Neuquén y Río Negro.

Nosotros no avanzamos sobre la propiedad de la presa, porque la construyó Nación, pero las provincias como dueñas de los recursos tienen que participar de la discusión. 

La lista Azul del MPN no va a hacer acuerdos con Nación respecto de los recursos de los neuquinos. Vengan los trabajos técnicos sabiendo que los recursos son de Neuquén.

-¿Hay lugar para alcanzar una lista de consenso con otros sectores del MPN o ve que habrá una confrontación interna fuerte entre los tres espacios que hoy a aparecen en escena como la lista Azul, los dirigentes petroleros o el del diputado Rolando Figueroa?

La construcción de consenso dentro del MPN siempre están, sobre todo a través de la construcción de proyectos e ideas. Nosotros estamos estamos construyendo en las localidades 57 plataformas políticas que harán una gran plataforma provincial. La semana del 25 de mayo vamos a abrir un centro de estudios para generar políticas públicas y que va a recorrer toda la provincia para escuchar a vecinos y vecinas.  Hay otros espacios dentro del MPN que también están construyendo proyectos políticos, hemos hablado con Guillermo Pereyra y Marcelo Rucci, que también plantean un debate de proyectos e ideas. Cuando debatís eso podés llegar a consensos, pero cuando ya debatís personalismos es muy difícil llegar a algo. Las internas  son bienvenidas porque oxigenan el partido, y dentro de la lista Azul estamos abriendo una nueva etapa. 

Me toca liderar un proyecto que garantiza previsibilidad, seguridad jurídica para generar empleo y cuidado responsable del ambiente, que no es un salto al vacío. Siempre estamos abiertos al diálogo y a la construcción de consensos pero no sobre personalismos o candidaturas sino sobre proyectos. El camino es la construcción colectiva, de escucha activa y permanente a la ciudadanía.

Comentarios

Leave a Response